InicioEspectáculosAnte la llegada del invierno: cómo cuidar la casa de las malas...

Ante la llegada del invierno: cómo cuidar la casa de las malas energías con el Feng Shui

Se acerca un nuevo cambio de estación, y estos, son momentos muy especiales en el Feng Shui. Nos acercamos al comienzo del ciclo del agua y este elemento está asociado a la claridad, la fortaleza y la fluidez. Comienza un momento perfecto para un proceso de introspección, de reflexión y de quietud. Será tiempo de mirar hacia dentro de nosotros, de reencontrarnos con nuestra esencia y con nuestros espacios.

Un cambio de estación, representa un cambio de energía y para acompañar de buena manera este movimiento siempre es conveniente comenzar por una limpieza energética de tu hogar. Luego de armonizar tus espacios debes cuidar que esa energía de dentro de tu hogar no se escape, así como tampoco entre otra energía diferente o de baja vibración. Para esto debemos cuidar ciertos puntos importantes como lo son los baños, los placares, las ventanas y las puerta de entrada, ya sean a la calle (o pasillo si vivís en departamento) o la puerta hacia el patio o terraza.

El Feng Shui es la filosofía que entiende que, según el orden de los muebles en una casa, la energía positiva puede o no circular(Fuente: Pexels)

Uno de los primeros puntos importantes a tener en cuenta son los baños. Son espacios de mermas, toda la energía de nuestro hogar se va, se diluye a través de ellos, por lo cual debemos, como premisa principal, dejarlos siempre con las puertas cerradas y la tapa del inodoro baja. Es conveniente para disminuir este efecto utilizar en este espacio materiales naturales, colores terrosos y plantas verdes de hojas preferentemente redondeadas.

Los placares y vestidores, también son espacios en los cuales se bloquea la energía CHI. Debemos tenerlos ordenados, limpios y sin elementos en desuso. Es conveniente tener un aroma dentro de los mismos para elevar la energía estanca de ese lugar.

Las ventanas son puntos de conexión de la energía de nuestra casa con el exterior, cuanto más grande sea la ventana mayor será la pérdida energética a través de ella. Para poder ¨curarlas¨ debemos agregarles cortinas, plantas junto a ellas, alfombras o muebles, para estabilizar la energía en su entorno, siempre adecuándonos a la orientación de la habitación y a la funcionalidad del espacio. Es importante agregarles también, cristales facetados para proteger el hogar de las energías de baja vibración.

Es recomendable dejar siempre los baños con las puertas cerradas y la tapa del inodoro baja

Por último, pero es uno de los puntos mas importantes, son las puertas de entrada. Por las mismas van a ingresar gran parte de la energía del exterior, debido a que entramos y salimos por ella y también lo hacen las personas que nos visitan. Debo cuidar la protección de mi puerta colocándole plantas protectoras a los lados, es aconsejable que sean aromáticas como romero y lavanda, o un móvil que me active la energía al ingresar a mi hogar. Muchas veces también es usual ver pequeñas estatuas de budas sonrientes en la zona de las puertas de entrada.

Debo ingresar con una actitud positiva a mi hogar y para esto tengo un gran aliado que es el espejo que debemos tener en el espacio de recibidor junto a la puerta. Debo mirarme cada vez que ingreso a mi espacio sagrado, mi casa, y dejar la energía de baja vibración atraída durante el día antes de proseguir a mis demás espacios.

Los placares y vestidores también son espacios en los cuales se bloquea la energía CHI

propiedades

El País (Uruguay)

Conocé The Trust Project
Más noticias
Noticias Relacionadas