InicioEconomíaDe la madera sólo quedan astillas

De la madera sólo quedan astillas

La actividad económico sigue manifestando niveles de desplome inéditos, aún ya pisando la mitad del año calendario. En este contexto, la industria es uno de los sectores más golpeados en casi todos los rubros. Uno de ellos es la madera, que tiene cifras de catástrofe. Un trabajo de la Federación de la Industria Maderera (FAIMA) al que accedió Página I12, refleja que la «caída del sector industrial reflejada en el EMAE no muestra las diferencias de comportamiento entre los distintos sectores industriales, por lo que analizaremos las variaciones del IPI». Así las cosas, el informe destaca que «al analizar el sector de madera y productos de madera (excepto muebles), se observó: 

·Caída interanual en marzo de 2024: -22,7% 

·Caída acumulada del primer trimestre de 2024 en comparación con el mismo período 2023: -15% 

.En cuanto al sector de muebles y colchones, caída interanual en marzo de 2024: -46,5% 

·Caída acumulada del primer trimestre de 2024 en comparación con el mismo período de 2023 de -39%. «Estos datos reflejan una disminución significativa en ambos subsectores, destacando la necesidad de estrategias de mitigación y adaptación para enfrentar estos desafíos», aseguraron en la entidad. 

En las pymes, peor que una pandemia

El trabajo de FAIMA evidencia, además, que «la caída de actividad en las PYMES Cuando evaluamos el impacto en las PYMES del sector, se observa un deterioro más pronunciado. Las cifras muestran una disminución promedio del 54% en las comparaciones interanuales entre el primer trimestre de 2024 y el mismo período del año anterior». 

Agregan en esta línea que «este declive se confirma al analizar las cifras de mayo de 2024 en comparación con mayo de 2023, donde se registra una caída del orden del 61% en la producción de muebles». 

Esta situación tiene en alerta a buena parte del polo maderero de Misiones, donde además se resintió mucho el poder de comprar de los salarios de los trabajadores por la alta inflación y las subas de servicios esenciales, como el servicio de transporte en colectivos. 

«Indicadores alarmantes»

El análisis de la actividad industrial en Argentina, especialmente en el sector de la madera y el mueble, revela un escenario complejo y desafiante», precisó entre sus conclusiones la entidad que comanda Román Queiroz. 

Asimismo, indican que «los datos del primer trimestre de 2024, reflejados en los índices del INDEC, muestran una contracción significativa en diversos sectores de la economía. En particular, el desplome de la construcción y la caída en la industria manufacturera han tenido un impacto notable en la industria maderera y en la producción de muebles y colchones». 

A renglón siguiente, refieren que «las cifras del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) y el Índice de Producción Industrial Manufacturero (IPI) indican una disminución en la producción y el consumo, lo cual plantea retos importantes para el sector. La caída interanual del 22,7% en el sector de madera y productos de madera (exceptuando muebles) y el descenso del 46,5% en muebles y colchones, son indicadores alarmantes que requieren una atención inmediata y estrategias de mitigación». 

Por el momento, según cuentan en el sector, el Gobierno no ha intervenido, tal el pedido del presidente de la Unión Industrial (UIA), Daniel Funes de Rioja, para intentar garantizar la demanda, algo que hoy parece muy atrasado. 

Más noticias
Noticias Relacionadas