InicioDeportesFacundo Colidio y su hora de la verdad en River: de los...

Facundo Colidio y su hora de la verdad en River: de los murmullos contra Tigre a la chance dorada del Superclásico

La secuencia ocurrió en una de las últimas acciones en las que Facundo Colidio estuvo en cancha ante Banfield en el Monumental. No tuvo un gran partido el ex Tigre y por eso fue reemplazado a los 26 minutos del segundo tiempo por el juvenil Agustín Ruberto. La jugada a la que se hace referencia es una presión en la salida de la defensa del elenco visitante que el atacante no realizó. Un par de murmullos -tan solo un par mezclado con varios aplausos- bajaron desde la tribuna. Y algo similar sucedió cuando abandonó el terreno de juego. Sí, la sensación es que Colidio aún está en deuda en River. Y el domingo asoma un partido clave, uno de esos duelos que suelen marcar el destino de los grandes jugadores.

En el elenco de Núñez todos coinciden en que Colidio es uno de los futbolistas de más jerarquía del plantel. No en vano le pagaron 4.500.000 millones de euros a Inter de Italia para quedarse con el pase. El delantero firmó contrato hasta diciembre de 2025 y tiene una cláusula de rescisión de 30 millones de euros, la más alta del equipo. Pero las actuaciones del nacido en Rafaela hace 24 años todavía no reflejan el monto de su número de salida.

A Colidio le costó más de lo esperado la adaptación a River. Es cierto que el semestre pasado el entrenador Martín Demichelis no lo afianzó como titular ni le brindó tantas oportunidades. Un dato: apenas jugó 7 minutos en la serie de octavos de final de Copa Libertadores contra Inter de Porto Alegre. Otro: de los 15 partidos que jugó en 2023, en 12 ingreso desde el banco; es decir, estuvo solo 3 veces desde el arranque. Anotó simplemente 2 goles.

La salida de Salomón Rondón le abrió una oportunidad para este año. También el cambio de esquema: Demichelis dejó de lado el dibujo con 5 mediocampistas a apostó por jugar con 2 atacantes. Colidio inició la temporada como acompañante de Miguel Borja y en la tercera fecha la rompió contra Vélez, con un doblete incluido. Pero volvió a mostrar un andar irregular contra Deportivo Riestra y Atlético Tucumán y no pesó frente a Banfield.

Foto Maxi Failla - CLARIN Foto Maxi Failla – CLARIN

El duelo contra el Taladro merece un párrafo especial porque jugó de referencia de área, un puesto en el que no se encuentra ni se siente cómodo. A Colidio le cuesta el choque contra los centrales y le gusta tener más la cancha de frente que de espalda. Lo mejor versión en su carrera la logró cuando acompañó a Mateo Retegui en Tigre. La ausencia de Borja provocó que se corra al centro. Se presume -si es que queda descartado el Colibrí- que ante Boca hará dupla con Pablo Solari y rotarán en el frente de ataque y no tendrá que permanecer entre los zagueros Cristian Lema y Nicolás Figal.

Colidio empezó a ganarse a los hinchas millonarios cuando optó por llegar a River en julio del año pasado cuando Boca y Juan Román Riquelme lo buscaban con fuerza. La historia se conoce: el delantero hizo las inferiores en el xeneize y fue vendido sin haber debutado a Inter de Milán en 2017. Pero la ilusión por verlo brillar aún no se materializó. Y en River saben que su fútbol aparecerá más temprano que tarde. Por eso el Superclásico asoma como un partido crucial para Colidio. La hora de la verdad será el domingo a las 17 en el Monumental.

Más noticias
Noticias Relacionadas