InicioSociedadImaginarium cierra el viernes su última tienda en Zaragoza

Imaginarium cierra el viernes su última tienda en Zaragoza

La emblemática tienda de juguetes aragonesa, Imaginarium, se despide de Zaragoza y cierra su última tienda ubicada en la calle León XIII. Mañana será su último día de apertura con todos los artículos que quedan en la tienda al 50%. La firma pone fin a su trayectoria tras más de treinta años abiertos.

La firma que llegó a contar con 426 tiendas repartidas por toda la geografía española y más de 800 empleados, entró en fase de liquidación tras varios años acumulados de deuda durante su período de expansión.

El cartel de liquidación por cierre en la tienda de Imaginarium de Zaragoza. ÁNGEL DE CASTRO.

La juguetera aragonesa fue fundada en 1992 por Félix Tena y se convirtió en un emblema para los pequeños de la época de los 90 por su característica puerta pequeña para niños.

En la penúltima tarde de apertura con algunos de sus estantes casi vacíos muchos hacen cola para aprovechar los descuentos y conseguir los últimos juguetes de la marca. Algunos clientes llegaban para recoger sus últimos encargos con hasta tres bolsas de juguetes. 

Muchos todavía recuerdan la apertura de su primera tienda en la calle Méndez Núñez de la capital. «Yo ví nacer la primera tienda y he comprado todos los juguetes de mi hija aquí», aseguró Carmen. «Los conservo todos, tienen una calidad y un estilo especial que no se encuentra en ningún otro lado con una proyección de fomentar las habilidades del niño fuera de los juguetes comerciales más voluminosos y menos sostenibles. He entrado por casualidad porque he visto el cartel del cierre y he aprovechado para coger juguetes para mi nieto, la verdad que es una pena», explica Carmen con una bolsa llena de artículos en la mano.

Y es que esa era, precisamente, una de las premisas de los juguetes de Imaginarium; juguetes con una alta calidad adaptados a las necesidades los más pequeños y cuyo objetivo, tal y como refleja el nombre de la tienda, era el de fomentar la imaginación y la creatividad de los pequeños de la casa.

«Es una pena que una empresa de referencia de la tierra acabe cerrando, los juguetes son más familiares y a mis hijos les encantan», asegura José Francisco Valero junto a sus dos hijos que tenían vía libre para elegir el juguete que más les gustase de la tienda.

«Hay cosas distintas, está muy bien para comprar juguetes para los más pequeños porque son educativos y les entretienen», comenta Edurne Serón tras realizar sus últimas compras en la tienda.

Finalmente y con la tristeza de miles de clientes Imaginarium cerrará mañana sus puertas tras acumular un pasivo de 37 millones de euros, contraídos en su mayoría con una veintena de entidades financieras nacionales e internacionales, de los que 26 millones correspondían a créditos y otros seis a sanciones, intereses y deudas. Además, la firma acumulaba otros 3’6 millones en créditos laborales.

En un intento por salvar la empresa, Félix Tena vendió sus acciones en 2017 a unos inversores costarricenses que pretendían sacarla a flote. Finalmente no lo consiguieron. En julio de 2022 la empresa declaró la suspensión de pagos. Cuando entró en concurso de acreedores acumulaba una deuda de 32 millones de euros.

Mañana, después de más de 30 años Imaginarium cierra sus dos puertas para siempre. 

Más noticias
Noticias Relacionadas