InicioDeportesDani Alves fue procesado en la causa por violación y le impusieron...

Dani Alves fue procesado en la causa por violación y le impusieron una fianza de 150.000 euros

Concepción Cantón, jueza de Barcelona finalizó con la etapa investigativa y procesó al brasileño Dani Alves (40), uno de los futbolistas más ganadores de la historia, por el delito de «agresión sexual con acceso carnal».

Le impuso una fianza de 150 mil euros y lo enviará a juicio porque según consideró, «hay suficientes indicios de que violó a una joven de 23 años en la discoteca Sutton de Barcelona el pasado 30 de diciembre». El dinero fijado por la Jueza es para cubrir una eventual indemnización a la víctima.

El pago de 150 mil euros viene con una advertencia: si no se paga en un plazo de 24 horas, se podría proceder a embargar bienes de Alves en la cantidad suficiente para cubrirla.

Así, la titular del juzgado de instrucción número 15 de Barcelona dio por finalizada la investigación y citó al futbolista para notificarlo sobre su procesamiento, y para tomarle declaración indagatoria; paso previo para enviar el caso a juicio. La citación se dio para este miércoles

Alves y Sanz se habían casado en 2017.

Alves y Sanz se habían casado en 2017.

Tras dicha presentación, el siguiente paso será que la Fiscalía y la acusación particular de la joven formulen por escrito las peticiones de pena para el futbolista brasileño.

Cristóbal Martell, abogado de Dani Alves, también presentará su escrito y solicitará que se absuelva a su cliente al defender que las relaciones sexuales fueron consentidas y aceptadas por la denunciante. Algo que planteó el propio Alves en su última declaración a la Justicia. 

Se estima que el inicio del juicio al exlateral de la selección de Brasil y de Barcelona esté previsto para fin de año o principio de 2024. Un año después de la denuncia efectuada por la joven.

Alves se encuentra preso desde hace poco más de seis meses en la cárcel de Brians 2, donde se encuentra con prisión preventiva. Una situación que se produjo el 20 de enero cuando tomó cuerpo la denuncia de la joven de 23 años. Desde entonces, el futbolista cambió cinco veces su versión de los hechos. 

El abogado de Dani Alves, Cristobal Martell, en la ultima audiencia de BarcelonaFoto: EFE

El abogado de Dani Alves, Cristobal Martell, en la ultima audiencia de BarcelonaFoto: EFE

Según publicó el diario deportivo As, Alves solicitó en dos oportunidades su libertad provisional en los que alegó su arraigo con la ciudad catalana y defendía que se le impusieran medidas restrictivas a fin de asegurar su permanencia allí.

Incluso su exmujer y sus hijos se desplazaron hacia Barcelona con la intención de demostrar que su vida estaba en la capital catalana. Pero, la Jueza denegó en ambas ocasiones esa opción.

Los vaivenes en su relato de los hechos (cinco versiones distintas), y la «persistencia» mostrada por la víctima en sus declaraciones, es el argumento más fuerte que tuvo la justicia para rechazar su libertad provisional.

La denuncia, la interpretación de la Jueza

Alves fue denunciado por acoso sexual con acceso carnal por una joven de 23 años a la que conoció en la disco Sutton de Barcelona. Allí, la denunciante alegó que el futbolista la forzó a tener relaciones sexuales en un baño que está situado en la zona de «reservados».

Según sostuvo la jueza en su escrito, existen «indicios racionales suficientes» para «suponer» que Alves, previo a la «violación» estuvo bailando con la víctima y que el futbolista, en dos ocasiones, le tomó las manos llevándolas hacia su miembro viril. Y que la joven las retiró ambas veces.

Luego, añade, que desde la puerta que daba a un pequeño baño de uso exclusivo en la zona VIP, el brasileño llamó a la chica y, cuando la joven acudió, tiró con fuerza de ella, ante lo que la víctima le decía que se detuviera, que la dejara salir y que se quería ir. En ese sentido hay testigos que corroboran dicha versión.

Según el informe de la jueza, Alves no hizo caso; le subió el vestido, hizo que se sentase sobre él, le tomó la parte posterior de la cabeza y la tiró al suelo -lo que causó a la joven una herida en una rodilla-, para intentar que le practicara sexo oral. La negativa de la denunciante «enfureció al futbolista», según el escrito.

Según detalla la magistrada, tras la negativa, Alves le pegó «varias cachetadas» en la cara a la víctima, la puso de espaldas contra el pequeño lavatorio, y la penetró «de manera violenta».

«Luego de la violación, la denunciante intentó salir del baño, y Alves no se lo permitió: el futbolista salió primero y luego ella», continuó la Jueza.

Cuando finalmente la chica logró salir, llegó a una mesa en la que estaba su prima, que la vio con «muy mala cara», momento en que «le contó lo que había ocurrido».

Con información de EFE

Más noticias

EDICION 1151

Noticias Relacionadas