InicioDeportesLa calculadora de la Libertadores y Sudamericana: qué necesitan los equipos argentinos...

La calculadora de la Libertadores y Sudamericana: qué necesitan los equipos argentinos para llegar a octavos en las copas

Libertadores o Sudamericana, esa no es la cuestión. La clasificación a las copas es el primero de los logros de los clubes y mantenerse en competencia el objetivo mayor que tiene como recompensa premios en dólares. En cada una de los torneos organizados por Conmebol hay 12 equipos argentinos con intenciones de pasar a la definición mano a mano rumbo a la final.

De las dos competencias, la de mayor jerarquía es la Libertadores, de premios más jugosos y clasificación al Mundial de Clubes. Cinco son los equipos argentinos en busca de la gloria. La Sudamericana, tiene a otros siete clubes.

¿Qué tiene que pasar para que cada uno continúe en la competencia? Uno a uno, el detalle de cada participante comenzando por la Libertadores.

Racing, 1° del grupo A

Aníbal Moreno entre Carlos Cuero y Jordan Rezabala. Foto AP

Aníbal Moreno entre Carlos Cuero y Jordan Rezabala. Foto AP

Racing se meterá en los octavos de final de la Copa Libertadores con solo sumar un punto. Y con dos unidades terminará primero en su grupo. Tiene que ir a Río de Janeiro para enfrentar a Flamengo, que sorprendentemente marcha segundo con apenas cinco puntos, y cerrará su participación en la fase contra Ñublense, tercero en discordia, con cuatro unidades y diferencia de gol -3. Aucas de Ecuador, su último triunfo en esta competencia, ya no lo puede alcanzar.

Esta semana, por la quinta fecha, Aucas volverá a ser local recibiendo a Ñublense el miércoles, donde un empate hará que Racing visite a Flamengo en Río de Janeiro con la clasificación en el bolsillo. La victoria sobre Banfield en Avellaneda le dieron más aire después de las semanas convulsionadas de la Academia.

River, último en el grupo D

Miguel Borja y el penal fallado ante Sporting Cristal Foto: REUTERS/Sebastian Castaneda

Miguel Borja y el penal fallado ante Sporting Cristal Foto: REUTERS/Sebastian Castaneda

El dato duro: River está último en el grupo D con apenas cuatro puntos. El dato alentador: el empate gracias al tanto de Rodrigo Aliendro en el estadio Nacional de Lima ante Sporting Cristal le permite seguir dependiendo de sí mismo para lograr el pasaporte a la siguiente ronda de la Copa Libertadores. Si gana los dos partidos, que jugará como local en el Monumental, se clasificará a octavos de final sin depender de nadie. Pero si tiene otro traspié, será muy difícil.

El primer ‘match point’ en contra (o a favor) para el equipo de Martín Demichelis será este miércoles contra Fluminense, líder con 9 puntos, con el que perdió 5-1 en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. Ese mismo día, pero dos horas más tarde, The Strongest jugará con Sporting Cristal en la altura de La Paz, donde ganó sus dos encuentros hasta el momento. Si ambos ganan, quedarán los bolivianos con 9 puntos y el Millonario con 7. En la última fecha, el 27 de junio, River recibirá al equipo paceño y definirán entre ellos el pase.

Ahora bien, si el equipo argentino iguala el próximo encuentro ante Fluminense, empezará a depender del resultado de The Strongest, que si gana directamente elimina al ‘Millonario’. Pero si empatan en La Paz, The Strongest quedará con 7 puntos y Sporting y River con 5. Y todo se definirá en la última fecha. También si los peruanos ganan en la altura, porque se irán a 7 puntos, contra 6 de los bolivianos y 5 de River, que deberá conseguir una victoria para llegar a 8 y esperar una derrota de Sporting ante los brasileños.

Una caída ante el equipo carioca en el Monumental, claro, decretará la eliminación de River en la fase de grupos, algo que no sucede desde la edición de 2009. En aquel momento, River, dirigido por Néstor Gorosito, compartió el grupo 3 con Nacional de Uruguay, Universidad San Martín de Perú y Nacional de Paraguay. Ganó dos partidos, empató, perdió 3 y quedó tercero en el grupo.

De concretarse esa frustrante situación, sería la octava vez que River no logra superar la fase de grupos. Ocurrió por primera vez en 1973, y luego en 1977, 1980, 1981, 1991, 1993 (estas dos con Daniel Passarella de entrenador) y la dicha de 2009.

Argentinos, el líder del Grupo E

Los jugadores de Argentinos saludan a la tribuna en el partido ante Corinthians. Foto EFE/ Luciano González

Los jugadores de Argentinos saludan a la tribuna en el partido ante Corinthians. Foto EFE/ Luciano González

La clasificación a octavos de final dependerá de su capacidad para defender la ventaja: es primero con ocho puntos y deberá a enfrentar a Liverpool de Uruguay, último con cuatro, pero con chances de clasificar si además de ganar se lo dan otros resultados. Para no especular, el Bicho deberá ganar en La Paternal ante el equipo uruguayo y volver a sumar tres cuando juegue en Ecuador ante Independiente del Valle, hoy su perseguidor inmediato a dos puntos.

La primera parada del equipo Gabriel Milito será este miércoles 7 de junio a las 19: si gana habrá dado el primer paso, pero si además a la misma hora empatan en Brasil Corinthians e Independiente del Valle, el Bicho se habrá asegurado ganar el grupo. Si hay igualdad y el que triunfa es el equipo ecuatoriano, lo que estará en juego es quién clasifica primero y quién segundo, de acuerdo a los resultados de la última fecha, dentro de 15 días.

Las especulaciones cambian si Argentinos empata o pierde en el estadio Diego Armando Maradona: está tan ajustado todo, que el Bicho podría pasar de liderar su grupo a terminar afuera de la Copa. Si hay un traspié en La Paternal, la chance final estará en San Pablo.

Boca, doblete de local para quedarse con el Grupo F

Una acción entre Colo Colo y Boca en unos de los partidos del grupo. Foto: Photosport

Una acción entre Colo Colo y Boca en unos de los partidos del grupo. Foto: Photosport

Después de la última derrota que le impidió quedar cerca de la clasificación, el equipo de Jorge Almirón cerrará su participación en el grupo que lidera junto a Deportivo Pereira, con dos partidos como local. Primero recibirá a Colo Colo, que todavía tiene chances de clasificar ya que está a apenas dos puntos por debajo.

Si el martes 6 de junio Boca gana en la Bombonera, habrá conseguido el pase a octavos y dependerá del último encuentro para saber si lo hace como primero o segundo clasificado del Grupo F. Si además de sumar los tres puntos, el equipo colombiano pierde en Venezuela ante Monagas, con un empate en la última fecha será el primero.

Si en cambio el Xeneize empata los próximos dos, resignaría la clasificación como primero pero podría hacerlo como segundo por diferencia de gol. El peor de los escenarios se daría con dos derrotas consecutivas, pero aún así podría clasificar si los otros resultados lo acompañan.

La única manera que los de Almirón se queden sin siquiera el consuelo de la Sudamericana como tercero del grupo, se daría si Monagas además de ganar en la Bombonera su último partido, también lo hace antes ante Deportivo Pereira.

Patronato, una mínima chance y la Sudamericana en el Grupo H

Patronato, de la Primera Nacional, en la Copa Libertadores. Foto AFP

Patronato, de la Primera Nacional, en la Copa Libertadores. Foto AFP

Después de la suspensión por cuasi inundación de su estadio, el Patrón jugó su compromiso ante Olimpia con una derrota que lo confinó al tercer lugar. Esta semana, mientras el equipo paraguayo reciba a Atlético Nacional, líder con una ventaja de dos puntos, el que compite en la Primera Nacional viaja a Perú este martes para enfrentar a Melgar, que marcha último con apenas una unidad.

Patronato tiene difícil su permanencia en la Libertadores porque solamente puede aspirar al segundo lugar, hoy en manos de Olimpia, equipo que viene de ganarle como visitante. Ahora, el conjunto entrerriano no solo debe vencer en Perú, sino también esperar que el club paraguayo pierda su próximo partido y que en la última fecha se repita la fórmula.

Por lo dificultoso de las combinaciones, el objetivo más sensato del Patrón es ganarle al débil Melgar para asegurarse el cambio de competición: como tercero del grupo, pasa a la Copa Sudamericana y continúa en el escenario internacional por primera vez en su historia.

Sudamericana: Huracán sin margen de error

Juan Gauto festeja en un partido de Huracán de la Copa Sudamericana. Foto EFE

Juan Gauto festeja en un partido de Huracán de la Copa Sudamericana. Foto EFE

La Copa Sudamericana tiene varios equipos con posibilidades de continuar en las siguientes fases cuando se completen los partidos previstos para cada grupo. Aquellos que terminen en la primera posición, se asegurarán el lugar en octavos, mientras que consigan el segundo puesto seguirán su camino a 16avos.

Por el grupo B, Huracán ocupa la segunda colocación gracias a la diferencia de gol ya que suma cinco puntos, como Emelec. Este jueves 8 de junio cruzará el Río de la Plata para enfrentar a Danubio, el último, pero ya conocerá el resultado del partido que el día anterior tendrá al líder Guaraní ante los ecuatorianos. Si ese encuentro termina en empate y el Globo pierde, será último.

Si eso sucede, no será el final de Huracán porque si le gana a Guaraní en la última también podría clasificar. El equipo de Sebastián Battaglia podría perder un partido y seguir con vida, pero si lo hace el otro deberá ser sí o sí un triunfo. ¿Con dos empates? Difícil, pero no imposible si Emelec solo suma un punto.

El Pincha busca los octavos

Victor Ayala y Mauro Boselli pelean la pelota. Foto AFP

Victor Ayala y Mauro Boselli pelean la pelota. Foto AFP

El Grupo C tiene dos protagonistas Bragantino y Estudiantes de La Plata, con idénticos puntos pero una diferencia de gol mayor para el equipo brasileño que es el líder. Tacuary y Oriente Petrolero, juegan para las estadísticas porque ya están eliminados. El partido excluyente, pero no definitivo, será el que jueguen este miércoles 7 de junio en La Plata los dos ya clasificados.

Si gana el equipo de Eduardo Domínguez se asegurará el pase a octavos como primero en el siguiente partido ante Oriente Petrolero con apenas un empate. Si en cambio no se sacan ventaja y en la última fecha cada uno gana sus compromisos, el Pincha deberá golear para quedarse con el primer puesto: de movida el Bragantino, que tiene su último partido con Tacuary, tiene tres goles más que el cuadro argentino.

El dato alentador de Tigre 

Mateo Retegui y Leider Riascos cara a cara en victoria. Foto AFP

Mateo Retegui y Leider Riascos cara a cara en victoria. Foto AFP

La situación en el Grupo D es distinta. Tigre marcha segundo a tres puntos de San Pablo, a quien enfrenta en la última fecha. Para arrebatarle el primer lugar, deberían pasar dos cosas: que el Matador gane su próximo compromiso en Victoria este martes ante Deportivo Cabello y que el equipo brasileño no lo haga. De este modo, si en la jornada final se impone en el Morumbi, terminará primero y en octavos.

Sin embargo, con menos especulaciones, se puede asegurar la siguiente fase, la de 16 avos. Para eso debería ganar en su cancha y que San Pablo haga lo mismo ante Deportes Tolima. De esa manera el equipo brasileño le daría una manito al Matador porque corre al equipo colombiano de la escena.

Si eso se da, con un empate en la última San Pablo clasifica primero y Tigre segundo. El desafío de máxima para el equipo argentino sería una goleada que le permita alcanzarlo en puntos y clasificar primero por diferencia.

La Lepra, con todo a favor

Ivan Gomez celebra su gol en la Copa Sudamericana. Foto AFP

Ivan Gomez celebra su gol en la Copa Sudamericana. Foto AFP

Newell’s jugó cuatro y los ganó, pero todavía no pudo asegurar su clasificación. Si cuando este martes de 6 de junio enfrente a Santos en Brasil sostiene el puntaje ideal, será inalcanzable para el resto. Si en cambio empata y en paralelo Audax se impone al Blooming de Bolivia, los términos de la clasificación quedarán supeditados al último encuentro en Rosario ante el equipo chileno.

Porque la Lepra necesita solo un punto de los seis en juego. Claro que de esta manera podría clasificarse a 16 avos en lugar de a octavos. Incluso perdiendo los dos restantes, según los otros resultados, su clasificación como primero podría mantenerse.

El Halcón, otro afilado

Gastón Togni celebra un gol en Belo Horizonte. Foto EFE/ Gilson Junio

Gastón Togni celebra un gol en Belo Horizonte. Foto EFE/ Gilson Junio

Por el Grupo F, Defensa y Justicia persigue al líder Millonarios a un punto de distancia. Lo enfrentará en la última fecha, pero si gana la próxima -este martes 6 de junio ante Peñarol de Uruguay, el último- se habrá asegurado su permanencia en la Sudamericana.

Pero si además, el equipo de Bogotá no le gana al América en Belo Horizonte la última fecha tendrá al Halcón en el primer puesto y con un empate sostendría su paso a octavos.

El Lobo, ganar o ganar

Gimnasia tiene que ganar o ganar para seguir en pie. Foto AFP

Gimnasia tiene que ganar o ganar para seguir en pie. Foto AFP

De los argentinos en la Sudamericana el que más difícil la tiene es Gimnasia. Lo separan separan cinco puntos del líder Goias,  pero marcha último con tres unidades. El próximo compromiso lo tiene contra el equipo brasileño y necesita los tres puntos. Si eso sucede y en el otro partido hay un empate, en la última fecha todos tendrán posibilidades.

El Lobo, entonces, debería también ganar en Perú y ser beneficiado con otro empate en el encuentro que se jugará en paralelo o que triunfe Independiente de Santa Fe. En resumidas cuentas, para el equipo de La Plata las chances se reducen a ganar y esperar los otros resultados.

San Lorenzo a 16avos o nada

Dudu Marques de Fortaleza intenta bajar a Iván Leguizamón. Foto EFE/Jarbas Oliveira

Dudu Marques de Fortaleza intenta bajar a Iván Leguizamón. Foto EFE/Jarbas Oliveira

Menos complicado que el Lobo, pero con un panorama difícil, está el Ciclón, que marcha en la tercera posición del grupo H. Debe ganarle a Palestino este jueves 8 de junio en el Nuevo Gasómetro para alcanzar la segunda colocación y objetivo, ya que no podrá alcanzar a Fortaleza que marcha primero con puntaje ideal.

Si consigue el triunfo, recibirá en la última fecha a Estudiantes de Mérida -último, sin puntos- y deberá procurar una goleada para mejorar su diferencia de gol, ya que, en caso de que el equipo chileno de el batacazo ante Fortaleza, tendrán los mismos puntos y definirá el pasaje según la capacidad goleadora.

Más noticias

EDICION 1151

Noticias Relacionadas