Día Mundial del VIH: más de 140.000 personas lo padecen en Argentina y el 13% no lo sabe

El Ministerio de Salud de la Nación presentó un informe enfocado en el país sobre la situación de la enfermedad en la población. Este 1° de diciembre se conmemora un nuevo “Día Mundial del SIDA”, cuyo slogan global es “Igualdad Ya”. A raíz de eso, el Ministerio de Salud de la Nación publicó un informe…

dia-mundial-del-vih:-mas-de-140.000-personas-lo-padecen-en-argentina-y-el-13%-no-lo-sabe

El Ministerio de Salud de la Nación presentó un informe enfocado en el país sobre la situación de la enfermedad en la población.

Este 1° de diciembre se conmemora un nuevo “Día Mundial del SIDA”, cuyo slogan global es “Igualdad Ya“. A raíz de eso, el Ministerio de Salud de la Nación publicó un informe en el que afirma que en el país más de 140 mil personas lo padecen, mientras que un 13% de las personas que viven con el virus lo desconoce

Según datos del último Boletín sobre el VIH y las ITS del Ministerio de Salud de la Nación, el 98% de las nuevas infecciones se producen por relaciones sexuales sin uso del preservativo. Entre los varones, el 64 % se infecta durante prácticas sexuales con otros varones y el 34 % durante relaciones sexuales con mujeres.

El informe indica que por año se notifican un promedio de 5.300 casos nuevos, diagnosticándose un 69% de varones con VIH con una mediana de edad de 32 años, mientras que las mujeres representan el 29% con una mediana de 35 años.

Es necesario reforzar la necesidad de hacerse el test de VIH, porque sabemos que si las personas conocen su diagnóstico y acceden al tratamiento, podemos controlar la epidemia”, declaró Pedro Cahn, director científico de la Fundación Huésped. “Argentina dispone de las herramientas para la prevención, el testeo, el tratamiento y la continuidad en el cuidado. Nuestro desafío es que alcancen a toda la población”.

El director ejecutivo de Fundación Huésped, Leandro Cahn, apuntó que “el test de VIH sigue siendo una estrategia fundamental para controlar la epidemia”.

Ante esos datos, subrayan especialistas que cualquiera que tenga relaciones sexuales puede contraer el virus y los tratamientos existentes permiten una buena calidad de vida y pueden evitar la transmisión.

En la Argentina, el diagnóstico tardío se define como aquel que ocurre cuando una persona se encuentra en una situación sintomática, con o sin criterio definidor de SIDA y/o con un conteo de CD4 (unas células del sistema inmunitario que alertan ante la presencia de patógenos) menor a 200.

El Gobierno reglamentó la ley de respuesta integral al VIH

Por medio del Decreto 805/2022 publicado este jueves en el Boletín Oficial, el Gobierno Nacional reglamentó la ley de respuesta integral al VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual. La misma establece un abordaje integral desde la salud y busca brindar contención e información con el fin de de evitar prejuicios.

En la resolución publicada se detalla que la ley busca “garantiza la investigación, prevención integral y combinada, diagnóstico, tratamiento, cura, asistencia interdisciplinaria (social, legal, psicológica, médica y farmacológica) y la reducción de riesgos y daños del estigma, la discriminación y la criminalización hacia las personas con VIH, hepatitis virales, TBC e ITS.

Al tratarse de una respuesta integral, también se “comprenden los cuidados paliativos y la rehabilitación de estas patologías, incluyendo las asociadas, derivadas y concomitantes, así como los efectos adversos derivados de las mismas y/o de sus tratamientos”.

En el artículo 1b de la ley 27675 se establece que debe ser de acceso universal, oportuno y gratuito los “medicamentos, vacunas, procedimientos y productos médicos y no médicos para la prevención, diagnóstico, tratamiento y cura del VIH, las hepatitis virales, otras ITS y la TBC, así como también la disponibilidad de formulaciones pediátricas para VIH, hepatitis virales, otras ITS, y la TBC”.

La ley entró en vigencia a partir de su publicación en el Boletín Oficial en todo el territorio nacional, de manera que se deberá garantizar la integración y respeto. Para ello, se promocionarán programas de contención que eviten hechos de discriminación o perjuicios contra pacientes con VIH.

DB