Roban 185 netbooks de una escuela de Palermo y dejan la llave de gas abierta

Es la segunda vez que entran al edificio en lo que va del año. Este martes habrá un abrazo simbólico. 28/11/2022 21:15 Clarín.com Sociedad Actualizado al 28/11/2022 21:15 Tres meses después de un primer robo en el que se llevaron unas 80 computadoras, volvieron a saquear la Escuela N° 9 “Genaro Berón de Astrada” de…

roban-185-netbooks-de-una-escuela-de-palermo-y-dejan-la-llave-de-gas-abierta

Es la segunda vez que entran al edificio en lo que va del año. Este martes habrá un abrazo simbólico.

28/11/2022 21:15

Actualizado al 28/11/2022 21:15

Tres meses después de un primer robo en el que se llevaron unas 80 computadoras, volvieron a saquear la Escuela N° 9 “Genaro Berón de Astrada” de Palermo. Esta vez se llevaron 185 netbooks, pero además dañaron la cocina, rompieron vidrios, se llevaron cartones de leche y dejaron la llave de gas abierta.

El incidente, ocurrido durante el fin de semana, motivó que este lunes no hubiera clases, pero sí volverán este martes, con un previo abrazo simbólico al establecimiento ubicado en El Salvador y Medrano, que tiene nivel inicial y primaria, para unos 600 alumnos. “Duele mucho lo que sucedió e impacta ver los lugares violentados. Hasta rastros de sangre quedaron porque había vidrios rotos”, dice Diego Martínez Madrid, padre de dos hijos de la escuela y miembro de la cooperadora.

“Creemos que son los mismos que robaron en agosto, pero no hay manera de saberlo. Es llamativo que supieran dónde ir a buscar las computadoras y también sorprende que los que robaron estuvieran enterados que hace poco tiempo se pudieron recuperar las netbooks. La verdad es que da mucha bronca esto”, exclama Martínez Madrid, que tiene dos hijos, en primero y quinto grado.

Hay bronca y desazón “por la falta de inteligencia de dejar un edificio público lleno de computadoras y elementos de laboratorio sin la menor custodia. Es una invitación al robo”, esgrime Isabel Canela, vicedirectora de la institución. “Vienen los rateros un fin de semana como el que pasó, encima con el partido de Argentina, y hasta tiempo de hacerse un asado tienen“.

En este carrito estaban las netbook que se robaron el fin de semana de la escuela Berón de Estrada, en Palermo.

​Canela fue docente del Berón de Astrada durante trece años. “Nunca pasó nada, ¿sabés por qué? Porque había una casera que vivía en la escuela, estaba atenta y ante cualquier ruido o movimiento denunciaba. Esa casera fue jubilada hace unos años y el Gobierno de la Ciudad decidió dejar desprotegido el colegio y está a la buena de Dios. No es mi función encontrar una solución, pero algo habrá que hacer, pensar en una consigna policial o alguna otra medida, porque de lo contrario volverá a suceder”.

Años atrás, cuenta la vicedirectora, “los alumnos tenían una computadora para cada uno, entonces se las llevaban a sus casas. Pero ahora se comparten entre dos o tres alumnos, por eso quedan en el colegio. Hace poco nos repusieron las netbook del robo de agosto y otra vez lo mismo. ¿Nos volverán a entregar? Una tristeza, porque los que más lo sienten son los chicos”, lamenta Canela, que se enteró del robo cuando llegó a la escuela minutos antes de los ocho.

“Es la segunda vez en tres meses que entran a robar”, señaló la vicedirectora Isabel Canela.

“Esto también viene pasando en otras escuelas porteñas. Nos preocupa la constante falta de seguridad. La falta de caseros hace que sea muy fácil que entren y se lleven lo que quieran. No nos sentimos seguros, además de la pena que nos da ver nuestra queridísima escuela así, sin material, con destrozos, violentada”, dice el comunicado que expidió el establecimiento.

MG