Los sistemas de armas rusos dependen de tecnología extranjera

Un informe del Royal United Services Institute de Londres inspeccionó 27 sistemas de armas, incluidos misiles de crucero y drones de última generación que se utilizaron desde que el presidente ruso, Vladímir Putin, invadió Ucrania en febrero. El estudio encontró al menos 450 componentes fabricados en el extranjero que eran críticos para su funcionamiento. Putin…

los-sistemas-de-armas-rusos-dependen-de-tecnologia-extranjera

Un informe del Royal United Services Institute de Londres inspeccionó 27 sistemas de armas, incluidos misiles de crucero y drones de última generación que se utilizaron desde que el presidente ruso, Vladímir Putin, invadió Ucrania en febrero. El estudio encontró al menos 450 componentes fabricados en el extranjero que eran críticos para su funcionamiento.

Putin ha reconocido la dependencia de su industria nacional de la tecnología extranjera desde el comienzo de la guerra y firmó una ley en junio que permite la importación de productos electrónicos sin la aprobación del propietario de la patente. Las sanciones internacionales que prohíben la venta de semiconductores y tecnología de doble uso, que tiene aplicaciones tanto militares como comerciales, tienen como objetivo disuadir a Rusia de usar dicho equipo en armas.

  Las sanciones internacionales que prohíben la venta de semiconductores y tecnología de doble uso

El Ejército de Rusia ha utilizado una gran cantidad de poder de fuego después de que la resistencia ucraniana frustró su plan para una victoria rápida, y puede tener problemas para reemplazar el equipo dada su incapacidad para producir componentes críticos en el país a través de sus programas de sustitución de importaciones, según RUSI.

“La degradación de la capacidad militar rusa podría hacerse permanente si se implementan las políticas apropiadas”, escribieron analistas de RUSI, incluidos James Byrne y Gary Somerville.

Las empresas estadounidenses proporcionaron la mayor parte del equipo, respo el 70% de los componentes descubiertos en las armas. Japón, Taiwán y los miembros de la Unión Europea también proporcionaron muchos de los materiales.

El 70% de los componentes lo proporcionaron las empresas estadounidenses

Si bien algunos de los componentes son microelectrónicos prosaicos en la década de 1980, otros probablemente fueron adquiridos a través de redes clandestinas administradas por agencias de seguridad rusas, según el informe.

RUSI recomendó una serie de medidas que incluyen el fortalecimiento de los controles de exportación, la prevención de la fabricación de microelectrónicos sensibles bajo licencia en los estados que respaldan a Rusia y la represión del transbordo de bienes controlados, para evitar que su ejército se rearme.

También te puede interesar