Activistas celebraron nueva ley de respuesta al VIH

El jueves a la noche, el Senado sancionó con 60 votos a favor y uno en contra del jefe del bloque PRO, el misionero Humberto Schiavoni, una iniciativa que reemplaza la Ley 23.798, que estaba vigente desde 1990. Se trata de la ley de respuesta integral al VIH, hepatitis virales, tuberculosis e infecciones de transmisión…

activistas-celebraron-nueva-ley-de-respuesta-al-vih

El jueves a la noche, el Senado sancionó con 60 votos a favor y uno en contra del jefe del bloque PRO, el misionero Humberto Schiavoni, una iniciativa que reemplaza la Ley 23.798, que estaba vigente desde 1990. Se trata de la ley de respuesta integral al VIH, hepatitis virales, tuberculosis e infecciones de transmisión sexual (ITS). 

La nueva norma, que tuvo el apoyo de más de 200 instituciones y organizaciones civiles, propone un abordaje integral desde la salud colectiva y busca brindar contención e información para derribar prejuicios y situaciones de discriminación.

Activistas destacaron ayer que con la nueva norma sancionada las personas con VIH “ganaron derechos”, y destacaron que la norma “responde a situaciones sociales y socioeconómicas” que no estaban contempladas previamente.

La nueva iniciativa contempla la prohibición de realizar la prueba de detección de ITS como parte de los exámenes preocupacionales (derogación del Decreto 906/95), la erradicación de las prácticas discriminatorias, el impulso a la producción pública de medicamentos e insumos para su tratamiento y la participación activa de las personas con diagnóstico positivo en el diseño de políticas. Además, apunta a la posibilidad de la jubilación anticipada para quienes tengan más de 50 años, veinte años de aportes y al menos diez como persona positiva; junto a una pensión no contributiva del 70% del haber mínimo para los mayores de 18 años que se encuentren en situación de vulnerabilidad social.

Según los datos del Ministerio de Salud de la Nación, 13 personas todos los días pierden la vida por causas relacionadas al sida, a las hepatitis virales o a la tuberculosis. “No podemos permitir como sociedad que más personas sigan muriendo por causas evitables, por patologías tratables. El Estado no estaba haciendo lo suficiente para evitarlo: siete de cada diez personas con VIH en Argentina no tienen un empleo formal. El 30% de personas recibe su diagnóstico en etapa avanzada de sida. Una de cada cinco personas refiere haber sido obligada a declarar su diagnóstico positivo para acceder a un empleo. La sociedad necesita un cambio y esta ley viene a ofrecernos herramientas”, dijo ayer Matías Muñoz, coordinador para Argentina de la Alianza Mundial contra el Estigma y la Discriminación Asociados al VIH

Posiciones. Para Lucas Gutiérrez, quien se define como “activista, periodista, gay y persona viviendo con VIH”, lo importante es la actualización de la ley, que “nada tenía que ver con nuestras necesidades y urgencias reales; esta es una ley de calidad de vida que nos acerca a más derecho”. Y sostuvo que la nueva normativa “responde a las situaciones socioeconómicas; porque de qué sirve tener la medicación en la mano para tomar si no tenés agua potable”, dijo.

También te puede interesar