El comisario que habló de la “mesa judicial” de María Eugenia Vidal, se informaba por “radio pasillo”

– “El comisario Hernán Casassa ratificó sus dichos de los audios y nos dio un par de nombres -que no podemos revelar- pero que nos permitir ir más allá del video de la Gestapo”, anunció Leopoldo Moreau a C5N con satisfacción.-“Casassa aportó elementos sobre el funcionamiento de la Mesa Judicial bonaerense que son similares” a los…

el-comisario-que-hablo-de-la-“mesa-judicial”-de-maria-eugenia-vidal,-se-informaba-por-“radio-pasillo”

– “El comisario Hernán Casassa ratificó sus dichos de los audios y nos dio un par de nombres -que no podemos revelar- pero que nos permitir ir más allá del video de la Gestapo”, anunció Leopoldo Moreau a C5N con satisfacción.

-“Casassa aportó elementos sobre el funcionamiento de la Mesa Judicial bonaerense que son similares” a los ya obtenidos en la comisión Bicameral de Inteligencia, agregó el diputado K Rodolfo Tahilade.

– “Casassa explica en dos audios revelados cómo funcionaba la mesa judicial y cómo era el armado de causas en la provincia de Buenos Aires durante el macrismo” ratificó Anibal Fernández, ministro de Seguridad en Twitter.

Con rapidez, Moreau convocó a Casassa a la comisión el 13 de enero pasado. El domingo anterior el diario Página/12 difundió dos audios privados del 2018 en que afirmaba que en la Provincia de Buenos Aires “funcionaba una mesa judicial, que se reunía en el Ministerio de Seguridad en La Plata”.

La mesa la integraban -según se dice en los audios- “la gobernadora María Eugenia Vidal, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, el procurador general de la provincia Gerardo Conte Grand y el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai”.

La prensa oficialista amplificó el tema y agregó que Casassa también explicó “el rol de Elisa Carrió y Paula Oliveto en las operaciones” contra sindicalistas y dirigentes políticos K.

Sin embargo, Casassa aclaró a la comisión Bicameral de Inteligencia que se enteró de esos datos “por radio pasillo, en una reunión con amigos de fútbol” y dijo que no le constaba que fuera cierto lo que decían esos audios.

Cassasa declaró en forma reservada ante los diputados Moreau, Tailhade y Eduardo Valdés, y el legislador de Juntos por el Cambio Miguel Angel Bazze.

Durante un testimonio de casi dos horas, no identificó a una sola fuente o documento de sus dichos, pese a la insistencia de Moreau y Tailhade por conseguir datos verídicos.

Casassa es un comisario -ascendió al grado en la gestión de Sergio Berni- con el título de contador que trabajaba en la Unidad de Activos Ilegales de la división narcotráfico de la Bonaerense, confirmó que los audios se escucha su voz, según reconstruyó Clarín en base a fuentes parlamentarias.

Cuando Moreau la preguntó si le constaba que se hacían reuniones para “armar” causas contra sindicalistas u dirigentes kirchneristas, contestó con un primer no ante la sorpresa de los presentes.

Pero, contó, que sabía por “radio pasillo” que la “mesa judicial” bonaerense de Juntos por el Cambio se reunía “los jueves en la AFI”.

Al preguntarle Tailhade, en forma retórica (es decir escondiendo una afirmación) si sabía de un “trabajo coordinado de la AFI y la Unidad de Información Financiera (UIF) en estas causas, Casassa contestó que “no lo sé”.

Moreau le preguntó cómo se enteró, entonces, de “radio pasillo” sobre esta “mesa judicial” y contestó: “En los grupos que vos te juntas a comer con amigos, a jugar al fútbol y me comentan: mirá que este vende falopa y cambio el auto… No lo denunciaba porque sino denunció cualquier cosa como Carrió”.

Pero Moreau le pidió que especificara la fuente que le pasó esos datos.

Entonces, Cassasa contestó que “si hubiese tenido un dato mínimo” confirmado hubiera hecho una denuncia en el 2018 “porque los odio” a los dirigentes de Juntos por el Cambio.

Ante las reiteradas negativas a confirmar lo que se hablaba en los audios, Tailhade -ex director de Contrainteligencia de la AFI- le dijo más o menos algo así:

– Usted comprende mal. No le estamos cuestionando que no haya hecho la denuncia porque la verdad las condiciones en que recibió el rumor no lo obligan a ir a la Justicia. La pregunta Moreau es si podemos tener alguna identificación o alguna forma de ver cómo traer esa fuente que le paso data…

– Casassa: No. Te juntabas con los compañeros en tribunales y siempre hablas. Algunos, que son peronistas, sabían qué estaba investigando yo y decían “hay que matarlos a todos”. Le preguntaba quién te lo dijo sin que lo aclararan. No es un dato certero como para ponerlo, sí concreto. 

Confirmó que colaboró como experto contable con el fiscal bonaerense Alvaro Garganta en una causa en que se investiga el supuesto aumento patrimonial injustificado del ex gobernador Daniel Scioli y su jefe de gabinete, Alberto Pérez.

Luego Moreau le preguntó si no estuvo en el playón de choferes (habría sido de la casa de gobierno de La Plata) junto con otro subcomisario de apellido Rojas, hablando con el chofer de Alberto Pérez.

Para sorpresa de los presentes contestó que “nunca hablé con el chofer de Pérez”.

Más adelante, sumó al ex titular de Asuntos Internos de la Bonaerense, Guillermo Berra, a la “mesa judicial” y que éste pidió informes a Nosis sobre varios policías.

Afirmó que el ex ministro de Seguridad Bonaerense y actual diputado de Juntos por el Cambio Cristian Ritondo “me obligó a dejar mi declaración jurada en Asuntos Internos”. Y lo responsabilizó por haber suspendido a 9.200 policias con antecedentes judiciales o que no podían justificar el aumento de su patrimonio.

Entonces, Moreau advirtió que los informes de antecedentes comerciales de Nosis son de carácter público y Casassa contestó que no lo sabía.

Cuando se le preguntó si, por lo menos, tenía conocimiento informal de “la mesa judicial que se reunía en la AFI”, respondió “solo por trascendidos o los audios de (Daniel) Llermanos que son un poema hablando de la mesa judicial”.

Llermanos es el abogado de los Moyano que está acusado por una supuesta operación contra el fiscal Sebastián Scalera.

Tailhade repreguntó si dijo que “hubo alguna articulación o interacción con AFI en estas investigaciones” sobre Scioli y respondió en forma negativa otra vez.

Comentó que ayudó a Garganta en los allanamientos a ex funcionarios de Scioli. Sobre todo en uno en que se investigó si se escondió plata en un famoso dragón de chapa que estaban junto a una pileta.

Negó haber recibido informes de la AFI mientras colaboraba con el fiscal Garganta, pero dijo que fue a verlo por trabajo un empleado de la Unidad de Información Financiera (UIF) por la venta de terrenos que “hizo Scioli a un tal Miller”.

En las reuniones de trabajo con el fiscal Garganta “jamás” se habló con la AFI, UIF o Conte Grand, aclaró el comisario para aumentar la sorpresa de los presentes que esperaban que diera datos concretos.

Contó que fue a la casa de Pérez a un allanamiento en el countrie Abril para secuestrar y valuar unos cuadros de pintores famosos acompañado por “un secretario Di Pasquale”.

Al toque, Tailhade preguntó si era el mismo Di Pasquale de la AFI que fue a ver al juez Carzoglio por la eventual detención de Pablo Moyano en el 2018, y respondió negativamente.

Sin embargo, afirmó Casassa que entre el 2015 al 2019 “hubo un circo romano en los medios (con las causas judiciales). Tenían que hacer propaganda si después nos aumentaban un 5 mil por ciento la luz…”

Negó haber filtrado datos de los allanamientos a los medios, pero dijo que “leía los diarios con bronca… No se quién filtraba”, agregó siempre según fuentes parlamentarias seguras.

Moreau, entonces, le preguntó si esos datos salieron de colegas policías, y Casassa lo negó, al igual de si provenían de la fiscalía.

“Era lo que se comentaba en el armado por ahí con los compañeros en fútbol por terceros”, dijo siendo aún más impreciso.

Tailhade insistió en que decir los que podrían saber de esto eran o policías o judiciales y el comisario lo volvió a negar. “Lo mio también es militancia. Yo salí a militar, En la campaña del 2015 llevé también a los compañeros peronistas” en las elecciones de Ensenada.

Tailhade le preguntó si participó de las causas contra el Pata Medina, Balcedo o el “Caballo” Suarez y lo negó.

En base a las notas periodísticas de Página 12, C5N y ElDespate, el ex jefe de gabinete de Scioli, Alberto Pérez pidió ser querellante en la causa abierta por la interventora de la AFI y presidenta de Justicia Legítima, Cristina Caamaño, ante el juez federal de La Plata Ernesto Kreplak que investiga si hubo una “mesa judicial” bonaerense.

En el escrito, Pérez señaló que en los audios “queda claro la mecánica del perverso método para fabricar imputaciones penales falsas”.

El audio de Casassa, Moreau y Tailhade lo sumaron al video del Banco Provincia en que aparecían, entre otros, el por entonces ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas; el exministro de Infraestructura provincial, Roberto Gigante; Adrián Grassi, exsubsecretario de Justicia bonaerense; Juan Pablo Allan, senador provincial; y el intendente de La Plata, Julio Garro.  Además de empresarios y los agentes de inteligencia Sebastián De Stefano, director de jurídicos de la AFI y Darío Biorci, por entonces cuñado y jefe de gabinete de Silvia Majdalani, subdirectora de la AFI, reunidos en el 2017 en la sede porteña del Bapro.

En declaraciones a Clarín, Bazze afirmó que Casassa queda claro “no aportó ninguna prueba para que avanzara la investigación”. Además, “su declaracion al decir que hablaba por comentarios de terceros es una falta de respeto para la comisión bicameral”.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA