Pochettino y una conferencia de prensa picante en PSG: volver a entrar para “cambiar el aire” y “si tanto saben de fútbol, porqué no se sientan acá”

París Saint Germain se transformó en el epicentro del fútbol mundial desde la llegada de Lionel Messi. Y allí, ante la mirada inquisidora de propios y extraños, está el DT argentino Mauricio Pochettino, a quien ya cuestionan por lo bajo y por lo alto a raíz del rendimiento de un equipo que no tiene el…

pochettino-y-una-conferencia-de-prensa-picante-en-psg:-volver-a-entrar-para-“cambiar-el-aire”-y-“si-tanto-saben-de-futbol,-porque-no-se-sientan-aca”

París Saint Germain se transformó en el epicentro del fútbol mundial desde la llegada de Lionel Messi. Y allí, ante la mirada inquisidora de propios y extraños, está el DT argentino Mauricio Pochettino, a quien ya cuestionan por lo bajo y por lo alto a raíz del rendimiento de un equipo que no tiene el brillo y el funcionamiento acorde al plantel estratosférico que maneja pese a que igualmente manda sin dramas en la Ligue 1 de Francia y avanza en la Champions League.

Bajo ese clima “bélico” fue que transcurrió la conferencia de prensa previa al duelo del fin de semana contra Lens. Es que los periodistas, luego del empate sin goles con Niza, no le dieron margen de maniobra a un Pochettino que curiosamente no logró mantener la calma. 

Dos preguntas sobre el mal funcionamiento del equipo en la faz ofensiva que no entendió y que eligió no responder le hicieron perder la compostura habitual al entrenador santafesino.

“Porque no se sientan acá si saben tanto de fútbol”, soltó en español, visiblemente molesto. Fue la frase que marcó el pulso de un conferencia picante a partir de críticas por el sistema ofensivo que, según el periodista que habló, le quita protagonismo a Kylian Mbappé, quien parece quedar atado por las libertades que maneja Messi.

“Parece que no nos podemos comunicar. La última, antes de Niza, nos comunicamos muy bien. Está un poco trabada hoy”, dijo Pochettino entre sonrisas.

Pero no fue el único “momento” de la rueda de prensa. Esa situación de tensión lo llevó Pochettino a tratar de hacer borrón y cuenta nueva al punto de levantarse, salir y volver a entrar al salón de conferencias para intentar calmar las aguas.

Ocurrió luego de que le preguntaran por su supuesto fastidio por no poder armar el mismo equipo en las últimas fechas. Fue entonces cuando el argentino decidió hacer el acting de salir y entrar para tratar de aliviar tensiones.

“Voy a hacer una cosa antes de seguir. Voy a entrar de nuevo para ver si traje… “, dijo al tiempo que se levantaba de su silla ante la mirada sorprendida de su colaborador y traductor Miguel D’Agostino y de los periodistas que estaban en el lugar.

“Bonjour a tout, bonjour (Buen día para todos, buen día)… Vamos… Smile, smile, smile (sonrisa, sonrisa, sonrisa). Podemos comenzar…. Cambiar de aire”, soltó Poch con una sonrisa antes de responder la última pregunta.

Sergio Ramos, otra vez afuera

Menos de una semana después de su debut con la camiseta del París Saint-Germain el español Sergio Ramos vuelve a ser baja por motivos médicos con el club, que alega una “fatiga muscular” que le impide figurar en la lista de convocados para el duelo liguero del sábado contra el Lens.

El jugador, de 35 años, “cuya carga de trabajo ha sido adaptada por una fatiga muscular tras volver a la competición, volverá a entrenarse con el grupo el domingo”, indica el parte médico del club.

Un nuevo contratiempo para el futbolista que llegó procedente del Real Madrid este verano pero al que una sucesión de problemas físicos impidieron debutar hasta el pasado domingo contra el Saint-Etienne.

A causa de esa fatiga ya se perdió el pasado miércoles el duelo contra el Niza y tampoco estará este sábado frente al Lens.

Ramos puede volver al grupo parisiense para el partido de Liga de Campeones que el próximo martes los enfrentará al Brujas, un duelo en el que los franceses no se juegan nada, ya que tiene asegurada la clasificación para octavos de final y no pueden ser primeros de grupo.

Pochettino tampoco podrá contar con el brasileño Neymar, que sigue recuperándose del esguince que sufrió el pasado domingo y que volverá a ser sometido a pruebas médicas la semana próxima para precisar la duración de su ausencia, evaluada inicialmente de seis a ocho semanas.

El español Ander Herrera, lesionado en el partido contra el Manchester City volverá a entrenarse el domingo, mientras que el alemán Julian Draxler no lo hará antes de dos o tres semanas

Noticia en desarrollo

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA