Descubren que Carlos Corach manejó cuentas en Liechtenstein por U$S 20 millones y reabren una causa

El juez federal Daniel Rafecas reabrió la causa por supuesto lavado de dinero del ex ministro del Interior Carlos Corach y su familia, luego de que la justicia del Principado de Liechtenstein confirmara que tuvieron unos U$S 20 millones en cuentas bancarias en el LGT Bank.Las cuentas están a nombre de tres sociedades radicadas en Vaduz, la…

descubren-que-carlos-corach-manejo-cuentas-en-liechtenstein-por-u$s-20-millones-y-reabren-una-causa

El juez federal Daniel Rafecas reabrió la causa por supuesto lavado de dinero del ex ministro del Interior Carlos Corach y su familia, luego de que la justicia del Principado de Liechtenstein confirmara que tuvieron unos U$S 20 millones en cuentas bancarias en el LGT Bank.

Las cuentas están a nombre de tres sociedades radicadas en Vaduz, la capital de Liechtenstein. Así Rafecas consideró que ante la existencia de una nueva prueba se debía desarchivar el caso, informó Infobae.

En un escrito, Rafecas dijo que esos movimientos bancarios “también permiten concluir que las acreditaciones de dinero allí informadas constituyen el correlato de los pagos del cohecho investigado en el caso Siemens, toda vez que serían similares en cuanto a montos y periodo de tiempo en que habrían tenido lugar”, relató Rafecas.

Eberhard Reichert, un ex directivo de la empresa alemana en Argentina, admitió ante la justicia de Estados Unidos que había pagado en total 100 millones de dólares a funcionarios argentinos por los contratos para imprimir los DNI e informatizar los puestos fronterizos durante el gobierno de Carlos Menem, tal como informó Clarín.

Luego Rafecas mandó su causa al caso Siemens residual que investiga su colega Ariel Lijo. La causa madre por Siemens está elevada desde hace más de un año a juicio oral y tiene como únicos imputados a ex gerentes de la empresa alemana.

En fuentes judiciales trascendió que Lijo estudió el nuevo exhorto llegado desde ese país europeo y observó que “las fechas y los montos no coinciden” con el supuesto pago de 5 millones de dólares destinado a Corach según la confesión de un ex directivo alemán.

Este soborno habría sido abonado en 1999 y a través de la empresa Mirror con sede de un país de América Latina. En cambio, destacaron las fuentes, el nuevo exhorto habla de un pago de “4.800.000 dólares y a través de una empresa de Vaduz, dijo a este diario la fuente judicial.

Entonces, es posible que queden dos causas en que se investigue a Corach. Una por lavado en manos de Rafecas y otro por los sobornos de Siemens en manos de Lijo. Ahora vendrá toda una larga discusión procesal respecto de si habrá unificación o no.

El abogado de Corach, Mariano Cúneo Libarona, dijo a Clarín que “el juez Rafecas mezcla dos giros de dinero. La cuenta de Liechtenstein no tuvo nunca plata de Siemens y así lo vamos a demostrar”.

Para Cúneo la coima fue a parar “a una cuenta de Uruguay de una empresa que manejaba el estudio contable de Gonzalo Ordeñana y que está a nombre del ex gerente de Siemens Ulrich Bock“. El abogado pidió al juez Lijo una serie de medidas de prueba para reconstruir la  trazabilildad del dinero que entró y salió de la cuenta de ese país europeo.

El ex funcionario de Carlos Menem, volvió a ser investigado porque en el blanqueo fiscal de 1999 introdujo US$ 16 millones, que podría provenir del pago de sobornos de Siemens, según denunció la Procelac.

En el 2019, la causa fue archivada en la Justicia, pese a que el titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), Sergio Rodríguez, interpuso un recurso de casación contra esta situación “Siemens”, que investigó sobornos acordados con funcionarios públicos de Menem.

Ahora, se estima que el patrimonio de los Corach fue a parar a sociedades offshore y fideicomisos registrados en Liechtenstein, Islas Vírgenes Británicas, Luxemburgo, Uruguay, Francia y Paraguay, hasta terminar en cuentas de paraísos fiscales. Pero además, inmuebles, autos y un avión privado en la Argentina, fueron destino de ese dinero.

En el 2019 el juez Lijo no hizo lugar al pedido efectuado por el fiscal de citar a indagatoria a los funcionarios públicos acusados de cohecho pasivo, sino que resolvió archivar las actuaciones, esencialmente con el argumento de que “no se había corroborado suficientemente la efectiva recepción” del dinero negro por parte de éstos.

Frente a la apelación de la PIA, el archivo por no poder proceder fue confirmado por la Sala II de la Cámara Federal, razón por la cual la PIA presentó un recurso de casación para evitar que se cierre definitivamente del caso.

En cambio, según el escrito de Rafecas, el ex ministro habría recibido pagos por USD 4.890.000 hasta el año 1999 y otros USD 9.750.000, en cuotas hasta el año 2005.

El extracto bancario de la cuenta a nombre de Endre Consulting (Islas Vírgenes Británica) indica que cuando se abrió la cuenta, en septiembre de 2000, la operación se hizo con un depósito inicial de 5 millones de dólares.

“Dicho monto sería similar al que habría sido destinado al ex ministro del Interior entre 1998, 1999 y las primeras cuotas del año 2000 en concepto de los pagos pendientes”, indicó Rafecas. La cuenta a nombre de Endre Consulting, una sociedad cuyo beneficiario final es Corach y su familia, llegó a manejar 17,3 millones de dólares en total.

Por su parte, la sociedad Cristin Holding (Islas Vírgenes) abrió una cuenta bancaria el 16 de junio de 2004 con una acreditación por transferencia de 3.4 millones de dólares.

Rafecas habló de otra transferencia sospechosa, aunque ésta vez desde una cuenta a nombre de SSR Real State (Liechtenstein), otra firma de la familia. “Corresponde resaltar una transferencia realizada el 4 de diciembre de 2009 por un monto de USD 79.950,que habría sido realizada desde el Banco Surinvest, radicado en Montevideo, el cual estaría vinculado con las maniobras de cohecho investigadas en el caso Siemens”.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA