Tras la visita de la barra brava, los jugadores de Independiente se preguntan cómo llegaron tan fácil los violentos al vestuario

Hay malestar en Independiente. En la gente porque el equipo de Julio Falcioni se deshilacha en esta Liga Profesional. Y eso quedó en evidencia luego del 1-1 con Sarmiento de Junín en el Libertadores de América, que dejó al Rojo cada vez más lejos de River, el líder de la tabla. El malestar se tradujo…

tras-la-visita-de-la-barra-brava,-los-jugadores-de-independiente-se-preguntan-como-llegaron-tan-facil-los-violentos-al-vestuario

Hay malestar en Independiente. En la gente porque el equipo de Julio Falcioni se deshilacha en esta Liga Profesional. Y eso quedó en evidencia luego del 1-1 con Sarmiento de Junín en el Libertadores de América, que dejó al Rojo cada vez más lejos de River, el líder de la tabla. El malestar se tradujo el jueves en insultos que bajaron desde las tribunas del estadio que castigaban a la dirigencia y al plantel. Y desembocó en la abrupta aparición de un grupo de barrabravas que irrumpió en el vestuario para pedir explicaciones. Esa situación también alteró los ánimos de los jugadores. Entre los más chicos, porque no están acostumbrados a estas visitas pesadas. Y entre los más grandes, especialmente, porque todavía no entienden cómo pudieron llegar los violentos hacia el camarín sin que nadie, contando la policía y los efectivos de seguridad privada que había en el lugar, los frenara.

No hubo escenas de violencia en los vestuarios. De hecho, el arquero Sebastián Sosa, el defensor Fabricio Bustos, el mediocampista Lucas Romero y el capitán Silvio Romero, los referentes del plantel, se hicieron cargo de la situación y trataron de proteger a los más jóvenes del grupo. Más allá de la tensión, lograron disuadir a los barras, quienes habrían aprovechado para llevarse algunas de las camisetas que acababan de usar los futbolistas.

A los jugadores, que se entrenaron este viernes por la mañana, les dio mala espina la facilidad que tuvieron los violentos para acceder hasta ese sector que está ultravigilado. Y más pensando en que el domingo, desde las 21.15, volverán a jugar en el Libertadores de América contra Unión de Santa Fe. Y temen que la escena se vuelva a repetir este fin de semana, más allá de que les dejaron en claro a quienes fueron a buscar explicaciones que simplemente las cosas no están saliendo en los últimos partidos. “Nosotros salimos a ganar”, repitieron los líderes del plantel.

La gente de Independiente se cansó y repartió para la dirigencia y el plantel. Foto: Juano Tesone

Las cosas no están bien en Independiente más allá de la ausencia de buenos resultados y esta seguidilla de cinco partidos sin triunfos (tres empates y dos derrotas) y las malas entregas en las últimas presentaciones en Avellaneda, donde acumula cuatro encuentros sin sonrisas. De hecho, desde que se habilitó la vuelta del público apenas rescató dos puntos sobre seis posibles -sendos 1-1 contra Gimnasia y Sarmiento-.

Tienen que ver las flojas prestaciones del equipo, pero también el clima caldeado que vive el club desde el punto de vista político con las elecciones a la vuelta de la esquina. Y con la Comisión Directiva encabezada por Hugo Moyano que el momento sólo definió la fecha de los comicios -serán, pese a la resistencia de la oposición, el próximo 19 de diciembre-.

Moyano en la mira

La atmósfera se fue espesando con el correr de los minutos durante el partido contra Sarmiento. La gente del Rojo alentó en un principio. Sin embargo, luego del gol de Luciano Gondou, los murmullos pasaron a insultos y los silbidos fueron para todos. Desde las tribunas se cantó en contra de los jugadores. Y tampoco se salvó el el presidente : “El Rojo va a salir campeón el día que se vayan todos los hijos de p… de la Comisión” y “Si sos del Rojo tenés que votar, los Moyano nunca más”, fueron los hits de la noche.

“No escuché nada”, dijo el líder de Camioneros que dio muestras de su capacidad de audición selectiva en un diálogo breve con el programa partidario De la Cuna al Infierno. Se lo noto visiblemente molesto al patriarca de los Moyano, quien no evitó manifestar su enojo por el mal partido del Rojo. “Qué querés que te diga: jugamos bien o jugamos mal. ¿Como me gusta a mí? Que juegue bien. Hoy no jugamos bien”, soltó mientras dejaba el estadio.

Hugo Moyano todavía no decidió si irá por la reelección. Foto: Marcelo Carroll.

El secretario general de Independiente, Héctor Maldonado, en cambio, se mostró más empático con el reclamo popular. “La expresión de la gente hay que respetarla. La gente se porta bastante bien en un momento difícil del equipo que no se dan los resultados; a los socios hay que agradecerles que vienen y apoyan, porque si bien algunos cantan, la mayoría apoya”, remarcó en declaraciones a la prensa.

Y también Maldonado se refirió a los dichos de Moyano, quien en el martes pasado dejó entrever la posibilidad de no presentarse a las elecciones de diciembre luego de la aprobación de un balance que volvió a entregar números preocupantes. “Por ahora no (hay otro candidato), pero siempre hay un plan B”, deslizó el dirigente.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA