Cáncer de mama: una droga demostró que extiende más de cinco años la vida de las pacientes

El Instituto Nacional del Cáncer determinó que, anualmente, se diagnostican nada menos que 21.500 casos de cáncer de mama. Equivale a 60 por día. Si la detección es temprana, cuando el tumor es pequeño y no se ha extendido, es más fácil de tratar con buenos resultados.Durante los últimos años, la ciencia se ha abocado a…

cancer-de-mama:-una-droga-demostro-que-extiende-mas-de-cinco-anos-la-vida-de-las-pacientes

El Instituto Nacional del Cáncer determinó que, anualmente, se diagnostican nada menos que 21.500 casos de cáncer de mama. Equivale a 60 por día. Si la detección es temprana, cuando el tumor es pequeño y no se ha extendido, es más fácil de tratar con buenos resultados.

Durante los últimos años, la ciencia se ha abocado a mejorar el pronóstico de los casos más complicados: aquellos en los que el tumor se ha propagado hacia otras áreas del cuerpo, como los pulmones, los ganglios linfáticos distantes, la piel, los huesos, el hígado o el cerebro.

Recientemente, el Congreso Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica había confirmado la importancia de la droga ribociclib para tratar el cáncer en estado metastásico.

Este medicamento, único en su tipo, reduce el riesgo relativo de muerte, permite aplazar la necesidad de quimioterapia, retrasa la progresión de la enfermedad y probó consistentemente que extiende la sobrevida global, así como la calidad de vida para estas pacientes.

La enfermedad progresa a metastásica en un tercio de las mujeres con cáncer de mama.

Nuevos ensayos demostraron conclusiones aun más auspiciosas. Durante el Congreso Anual de la Sociedad Europea de Oncología Clínica, que toma lugar entre el 16 y el 21 de septiembre, se anunciaron los resultados del estudio en fase 3 denominado MONALEESA-2.

Este evaluó los beneficios de ribociclib (un inhibidor CDK 4/6) en combinación con letrozol (una terapia endócrina), como primera línea de tratamiento en mujeres con un subtipo muy frecuente de cáncer de mama en estadio metastásico: el llamado RH+/HER2-, que representa aproximadamente al 70% de las mujeres con la enfermedad avanzada.

La unión de ambos tratamientos logra una sobrevida global de las pacientes, con una mediana de 63.9 meses (o más de cinco años).

Los controles periódicos son fundamentales para prevenir y tratar a tiempo esta enfermedad. Foto: Shutterstock.

Ribociclib actúa inhibiendo las quinasas dependientes de ciclinas 4 y 6, unas proteínas reguladoras del ciclo celular que promueven el crecimiento de este tipo de tumores.

El letrozol, por su parte, es un inhibidor de la aromatasa, una enzima implicada en la producción de estrógenos, que son unas hormonas sexuales femeninas que ayudan al tumor a crecer.

“A la hora de tomar decisiones terapéuticas, es más contundente la evidencia de aquellas opciones que hayan demostrado beneficios en términos de sobrevida global y no solo de sobrevida libre de progresión (o el tiempo que pasa desde el inicio del tratamiento hasta que la enfermedad avanza). Son datos que, a veces, llevan más tiempo, pero respaldan mejor la conveniencia tanto de su indicación como de su cobertura”, afirmó Gustavo Jankilevich, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Durand.

El 85 % de las mujeres con cáncer de mama no tiene antecedentes familiares.

La doctora Victoria Constanza es subjefa de la Unidad de Cáncer de Mama del Instituto Alexander Fleming.

“Pocos años atrás, era impensado lograr este nivel de sobrevida de las mujeres con enfermedad en estadio metastásico, cuando ya están comprometidos otros órganos como los huesos, el hígado o los pulmones. Se trata de años de vida ganados con una muy buena calidad de vida, porque este esquema, al ser vía oral y como toda terapia dirigida, al tener menor toxicidad permite seguir llevando adelante sus tareas cotidianas, muchas veces trabajar o hacer actividad física”, concluyó.

El objetivo es vivir más

Una encuesta mostró que el 60% de las y los oncólogos tiene como objetivo principal que sus pacientes vivan la mayor cantidad de tiempo posible.

Estatuas en La Plata fueron cubiertas con pañuelos rosas durante una acción para concientizar sobre la prevención y el tratamiento del cáncer de mama. Foto: Telam.

El 70% de las afectadas planteó el mismo deseo. Continuar con rutinas que las benefician, así como compartir tiempo con su familia y seres queridos están entre sus principales razones.

“Para la comunidad de pacientes de Movimiento Ayuda Cáncer de Mama (Macma) siempre es una buena noticia que la ciencia progrese y estamos muy pendientes de cada novedad que se presenta”, sostuvo Paula Castillo, la presidenta de la organización.

Y concluyó: “En el pasado, sentíamos que todos los esfuerzos se destinaban únicamente a detectar a tiempo (algo muy importante para nosotros), relegando a aquellas que ya tenían la enfermedad instalada y en estadios avanzados. Vamos viendo cómo se revierte esa tendencia”.

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA