Aníbal Fernández le agradeció a Axel Kicillof sumar al Gabinete de la Provincia a “barones del conurbano”

La denominación “Barones del Conurbano” no goza con buen concepto en la gente que vive en la provincia de Buenos Aires. Apunta a jefes eternizados en el poder a fuerza de modales non sanctos. Pero para el flamante ministro de Seguridad de la Nación sí es algo de orgullo: Aníbal Fernández no solamente le agradeció a…

anibal-fernandez-le-agradecio-a-axel-kicillof-sumar-al-gabinete-de-la-provincia-a-“barones-del-conurbano”

La denominación “Barones del Conurbano” no goza con buen concepto en la gente que vive en la provincia de Buenos Aires. Apunta a jefes eternizados en el poder a fuerza de modales non sanctos. Pero para el flamante ministro de Seguridad de la Nación sí es algo de orgullo: Aníbal Fernández no solamente le agradeció a Axel Kicillof sumar algunos intendentes de esa estirpe a su gabinete, sino que se autopercibió como tal.

Tras renovar su gabinete, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires habló con Fernández, quien fuera intendente de Quilmes, y este le agradeció por sumar “barones del Conurbano” a su gobierno. El desopilante momento se vio en un diálogo entre ellos en el canal oficialista C5N. Fue justo en el programa donde el ministro de estreno es columnista. “Caníbales”, se llama.

Bueno che… Te saludé, ahora lo hago públicamente. Felicitaciones por el nombramiento y, obviamente, ansioso por trabajar con vos“, le dijo el gobernador.

Y Aníbal arrancó. “Yo te felicito porque los que fuimos, como se decía antes, los barones del conurbano apreciamos que tanto Martín Insaurralde como (Leonardo) Nardini, como Cristina (Álvarez Rodríguez), se sumen a un gabinete dándole volumen político que es importantísimo para el reconocimiento en cada uno de los 135 distritos de la provincia, y la labor que se viene por delante”.

La referencia fue porque Martín Insaurralde ocupará la Jefatura de Gabinete de la provincia, Leonardo Nardini es el nuevo ministro de infraestructura, Cristina Álvarez Rodríguez nueva ministra de Gobierno, en lugar de Teresa García, y Carlos Bianco fue movido a la jefatura de Asesores del Gobierno provincial.

Aníbal Fernández en su programa “Caníbales” junto a Axel Kicillof.

Fernández siguió ensalzando la labor de Kicillof y compañía en la provincia. “El esfuerzo que hicieron ustedes con el tema de la vacunación y la pandemia es superlativo, ciclópeo“, disparó.

“Aramos dijo el mosquito”

“El gobernador, los ministros, los intendentes, todo el personal de la salud en cualquiera de sus condiciones, (Daniel) Gollan como ministro, (Nicolás) Kreplak como ministro, los policías, los recolectores de basura, todo el trabajo, todo eso no nos pertenece más a los que lo gestamos. Aramos dijo el mosquito“, se despachó .

Aníbal Fernández y Axel Kicillof hablaron en C5N, en el programa donde el ministro es panelista.

Luego comparó eso con “expresiones en toda la historia”. “Le pasó a (Juan Manuel de) Rosas con la unidad nacional, le pasó a Hipólito Yrigoyen con el fortalecimiento y desarrollo de la clase media, le pasó a Juan Domingo Perón con la Justicia Social, le pasó a (Ricardo) Alfonsín con la recuperación de la democracia, le pasó (Carlos) Menem con la convertibilidad, le pasa a todos”, dijo el ahora titular de la cartera de seguridad.

“Cuando vos acertás con una medida circunstancial, el pueblo la hace propia. Cuando la hace propia no hay derecho a facturar nada. Esto es lo que nos pudo haber pasado, es cierto. Nadie se puede olvidar de todo lo que se hizo y no nos podemos olvidar que quedan cosas por hacer”, siguió.

Y dijo que deben “seguir trabajando para recomponer y entregar lo que corresponde en términos del desarrollo económico”. “Lo hizo la reforma de la Constitución del 94 en su artículo 55 inciso 19, y nosotros somos responsables. El gobierno. Ahora, de este lado del mostrador, me va a tocar también aportar el granito de arena para que el Presidente pueda llevar adelante esa estrategia de definir concretamente todas las cosas que se necesitan en desarrollo económico y que se lo impone la Constitución nacional”, reflexionó.

Por último, le dijo a Kicillof que en este marco, con las complicaciones que tiene el mundo, “hay que raspar la lata de donde sea“, pero que deberán encontrar la solución para “los hombres y las mujeres que componen un pueblo argentino que nos espera”.

Kicillof contestó el largo monólogo y le dijo que en él “van a encontrar con todo el apoyo y acompañamiento”. “No solo del gobierno provincial, sino con los 135 municipios de la provincia que está juntando fuerza para lo que se viene, que es una etapa de reconstrucción”, dijo el gobernador alineado con Cristina Kirchner.

“Siempre después de una calamidad o catástrofe viene la reconstrucción, hay que aguardarla con entusiasmo, pero sobre todo con un Estado sensible, presente que se ocupe de aquellos que han quedado atrás. Estamos dispuestos a eso”, terminó Kicillof.

“El Presidente con la lanza en la mano”

El flamante ministro le bajó el tono al conflicto interno del gobierno y aseguró que “no hay crisis”, como había hecho cuando se lo vio en la Rosada, en una reunión con el Presidente.

Anibal Fernández en Casa Rosada, en una reunión en plena crisis por las renuncias. Foto Emmanuel Fernández

“Hay una elección que no se perdió, es una elección de lo que antes era una interna y ni siquiera prestaban atención unos de otros. En todo caso, esta primaria se hizo entretenida para un determinado lugar y para otro no, porque no había mucho que competir”, analizó Fernández.

Aníbal F. agregó: “En esa discusión se tienen que dar otras discusiones que son las que representan los intereses de un pueblo que está esperando más de su Gobierno. Si eso es así prestémosle atención. Sirvió a lo mejor para que nosotros lo miráramos”.

Y dejó una definición: “Yo soy un hombre del Presidente, no tengo ninguna duda de eso”. Pero al mismo tiempo, preguntó: “¿Y quién puede dudar de mi relación con Cristina?”.

“Una de las cosas que hablé con el Presidente es la puesta a disposición de las renuncias. Unos lo tomaron mal y otros bien. Yo lo tomé bien. Yo no renuncié porque me parecía que quienes tenían que tomar la decisión para que tuviera valor político eran las primeras líneas”, reflexionó sobre su cargo anterior, al frente de Yacimientos Carboníferos Río Turbio.

Entonces sostuvo: “La decisión la tomaron los que tenían que tomarla. Yo no renuncié y no significa que esté en desacuerdo, al contrario, estaba de acuerdo con hacer esa medida. Me parecía que era un gesto político y ahí se agotó. Es historia antigua“, definió.

Dijo que su charla con Alberto Fernández fue muy buena (“siempre les conté que tengo un amigo que es Presidente“) y que ese “amigo lo convocó” para charlar y “aportar porque él, entiendo, valora mi análisis”, aseguró.

Otra frase que dejó fue: “Hay dos cosas que no me gustan tibias: el mate y el peronismo“. La misma la dijo en relación a las discusiones sobre el gabinete presidencial, las cuales aseguró que lo tienen “sin cuidado”.

“Yo creo que hay que ir a fondo. Lo veo al Presidente con la lanza en la mano y me satisface. Tiene el lomo de seis pulgadas”, dijo en relación a que un presunto cuero con el que banca las críticas.

DS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA