El momento en que Jeff Bezos y la tripulación entran al espacio y flotan por la gravedad cero

Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, compartió un video del emocionante momento en que la nave New Shepard de Blue Origin ingresó al espacio y pudo experimentar la gravedad cero flotando dentro de la cabina con el resto de la tripulación. Una cámara ubicada en el compartimiento muestra la alegría de Bezos, su…

el-momento-en-que-jeff-bezos-y-la-tripulacion-entran-al-espacio-y-flotan-por-la-gravedad-cero

Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, compartió un video del emocionante momento en que la nave New Shepard de Blue Origin ingresó al espacio y pudo experimentar la gravedad cero flotando dentro de la cabina con el resto de la tripulación.

Una cámara ubicada en el compartimiento muestra la alegría de Bezos, su hermano Mark, la aviadora Wally Funk y al joven Oliver Daemen durante el histórico vuelo espacial del martes por la mañana.  

Por las ventanas de la cápsula puede verse la curvatura de la Tierra desde el espacio, algo que dejó “atónito” al propio Bezos.

“Todos los que han estado en el espacio han dicho que les cambió y que se quedaron asombrados, atónitos, por la Tierra y su belleza, pero también por su fragilidad, y yo no podría estar más de acuerdo”, dijo el fundador de Amazon en una rueda de prensa tras su vuelo a más de 100 kilómetros de altura.


La tripulación de New Shepard, antes del viaje. Foto: Reuters.

Añadió que, si bien la atmósfera parecía ser “tan grande” desde la superficie, cuando te elevas “ves que en realidad es increíblemente delgada, es una cosa diminuta y frágil, y a medida que nos movemos por el planeta la dañamos”.

“Una cosa es reconocer eso intelectualmente, y otra cosa es verlo con tus propios ojos”, destacó.

La compañía publicó imágenes de los astronautas recién recibidos realizando saltos arrojados en gravedad casi cero y lanzando dulces que el adolescente holandés Oliver Daemen atrapó con la boca.

“Lo pasamos muy bien, fue maravilloso”, agregó Wally Funk, la exaviadora que a los 82 años se ha convertido en el astronauta de mayor edad en llegar al espacio. “Quiero ir de nuevo – ¡rápido!”, añadió.


La cápsula, en el reingreso a la Tierra. Foto: EFE

La tripulación se llevó varios recuerdos para el viaje de 10 minutos, incluido un trozo de tela del primer avión de los hermanos Wright, un medallón de bronce hecho para el primer vuelo en globo aerostático en 1783 y un par de gafas que pertenecían a la histórica aviadora estadounidense Amelia Earhart.

Bezos elogió el trabajo de su equipo de ingenieros y dijo que la arquitectura de diseño del cohete New Shepard que les transportó eventualmente se usaría como la segunda etapa del cohete New Glenn, de tamaño mucho más grande.

Cuando se le preguntó si volvería a ir, dijo: “Demonios, sí, ¿qué tan rápido podemos reabastecer esa cosa? Vamos!“.

Así es la nave


El momento del despegue. Foto: EFE

La nave consta de un cohete reutilizable del que se desprende una cápsula con capacidad para seis pasajeros. Comparado con otros cohetes como el Falcon 9 de 63 metros de alto, el New Shepard es pequeño. Mide 18 metros de alto y la cápsula que se desprende de la punta tiene un volumen interior de unos 15 metros cúbicos, por lo que los tripulantes viajarán mucho más cómodos que en las cápsulas Soyuz usadas por los tripulantes de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Es un espacio reducido: una persona que se ponga de pie tiene que encorvarse para no golpearse la cabeza.

La posición de los asientos se distribuyen de forma circular. Cada uno tiene acceso a una amplia ventana para poder tener una vista del espacio exterior y de la Tierra. Al centro de los asientos se ubica un sistema de escape para emergencias.

Con información de agencias.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA