Argentina, crisis y clase media: cómo salir de diez años de estancamiento

Por Leopoldo Tornarolli (*) Dado el fuerte impacto que tuvo el COVID (y las medidas de mitigación asociadas a la pandemia) en la región, era esperable un empeoramiento de los principales indicadores socioeconómicos. Sin embargo, resulta shockeante observar que lo ocurrido en 2020 revierte buena parte de las ganancias socioeconómicas que los países de la…

argentina,-crisis-y-clase-media:-como-salir-de-diez-anos-de-estancamiento

Por Leopoldo Tornarolli (*)

Dado el fuerte impacto que tuvo el COVID (y las medidas de mitigación asociadas a la pandemia) en la región, era esperable un empeoramiento de los principales indicadores socioeconómicos. Sin embargo, resulta shockeante observar que lo ocurrido en 2020 revierte buena parte de las ganancias socioeconómicas que los países de la región habían logrado alcanzar en los primeros 15 años de este siglo.

Más específicamente, hasta 2014 la mayoría de los países de la región lograron reducir el número de hogares en situación de pobreza y vulnerabilidad y, consecuentemente, incrementar el número de hogares en la clase media.

Desde ese momento, y hasta 2019, solo algunos países fueron capaces de mantener esa tendencia, pero lo más común en la región fue el estancamiento.

El caso de Argentina guarda algunas similitudes con lo ocurrido en la región: una vez superada la crisis de la salida de la Convertibilidad el país creció, redujo la pobreza y aumentó la clase media. Pero este proceso se estancó en 2011, y no volvió a retomarse el sendero positivo.

Hasta 2018 hubo muchos vaivenes, adelantos y retrocesos, pero desde mediados de ese año la pobreza se incrementó y la clase media se redujo, situación que se agravó en 2020 con la pandemia, y la cuarentena asociada a la misma.

Quizás el aspecto más importante a dilucidar es cuánto demorará el país en volver a los niveles socioeconómicos previos a la pandemia. Es difícil aventurar un plazo determinado, dada la incertidumbre sobre cuando superaremos finalmente la pandemia, y cuándo podremos resolver el problema de inestabilidad macroeconómica que nos afecta desde hace tiempo.

La condición necesaria es encadenar varios años de crecimiento, no necesariamente a tasas chinas, pero si a tasas que hace tiempo no conseguimos alcanzar en forma sustentable. Por ejemplo, sin mejoras en la distribución del ingreso necesitamos que el ingreso per cápita crezca aproximadamente a un 3% anual durante 5 años para lograr reducir la pobreza a los niveles anteriores a la pandemia (35.5%).

(*) Investigador Senior del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (CEDLAS) de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP)

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA