Martín Guzmán: “No hay expectativa de que haya una devaluación luego de las elecciones”

“No hay que devaluar, el tipo de cambio real está bien”. Así, con esa definición, el ministro de Economía Martín Guzmán descartó una intervención en el mercado cambiario en torno a la brecha entre el dólar oficial y el dólar informal, más conocido como blue. Fue más allá: “Hoy no hay expectativa de que haya…

martin-guzman:-“no-hay-expectativa-de-que-haya-una-devaluacion-luego-de-las-elecciones”

“No hay que devaluar, el tipo de cambio real está bien”. Así, con esa definición, el ministro de Economía Martín Guzmán descartó una intervención en el mercado cambiario en torno a la brecha entre el dólar oficial y el dólar informal, más conocido como blue.

Fue más allá: “Hoy no hay expectativa de que haya una devaluación luego de las elecciones”. “Estamos robustos“, reafirmó.

Guzmán se expresó en una jornada que, por un lado, tuvo como punto fuerte el anuncio del entendimiento con el Club de París. Como contracara, el dólar blue superó por primera vez en el año la marca de los $166 con la que había iniciado el 2021, por lo que aumentó once pesos en lo que va del mes.

Pese a eso, el ministro se mostró optimista de que resolverán esa brecha como lo hicieron el año pasado que “se bajó entre 60 y 90 puntos porcentuales, algo inédito en la historia argentina”.

Desarrolló: “Estamos cada vez mas fuertes: resolvimos la deuda con acreedores privados, alcanzamos entendimiento con el Club de París, estamos negociando con el FMI, el Banco Central ha venido acumulando reservas, el aumento del precio de los commodities nos presenta perspectivas favorables. Todos los indicadores económicos nos muestran que tenemos mayor robustez”.

​​Club de París y crecimiento de 7%

A propósito del anuncio con el Club de París, Guzmán sostuvo:”Es un paso importante que nos va a dar un horizonte de mayor previsibilidad para poder apuntalar la recuperación económica que está viviendo la Argentina”.

Continuó la idea: “Nos va a dar más estabilidad desde lo cambiario, que implica más estabilidad para la macroeconomía, más capacidad de generación de empleo, de crecimiento de la producción, mejores condiciones para abordar la inflación y reducirla. Es un paso más de un proceso de tranquilizar la economía“.

“La economía está transitando un proceso de recuperación a pesar de circunstancias de una pandemia que sigue golpeando a todo el mundo”, enfatizó.

En ese sentido, Guzmán pronosticó un crecimiento de 7% para este año.

“Es un supuesto prudente“, aclaró, al afirmar que la Argentina “está acostumbrada a los anuncios rimbombantes, como la ‘lluvia de inversiones’, y eso termina generando problemas”.

Y luego agregó una reflexión sobre el contexto pandémico: “La vacunación tiene un efecto positivo, que también repercute en lo económico“.

Todos critican

No suele ser su rol en el Gabinete, pero en tiempos de previa electoral, la estrategia oficial parecería ser que todos en el Gobierno muestren sus filos con las alternativas.

Y allí fue Guzmán, que apuntó a Juntos por el Cambio: “Dejaron en la Argentina un problema de escasez de dólares muy brutal; eso significa menos capacidad de producción y de empleo y más inflación; y significa deudas en dólares insostenibles”.

Amplió: “La deuda no es abstracta, sino que afecta la vida de la gente. Seguimos trabajando con el FMI para resolver el tema de este préstamo histórico, récord, de 45 mil millones que tomó la administración de (Mauricio) Macri y que buscamos refinanciar para que la Argentina tenga tiempo y aire para continuar con la recuperación”.

El rol del Estado

Respecto al debate sobre el gasto público y el déficit fiscal, para Guzmán el Estado debe jugar “un rol expansivo que fomente el crecimiento de la demanda agregada e inyectar dinero en la economía para que ese dinero se multiplique”.

No hay que confundir reducción del déficit con ajuste -dijo-. Son dos cosas distintas. Lo que hizo JxC fue apuntar a reducir el déficit ajustando el gasto. Nosotros apuntamos a reducir el déficit utilizando parte del crecimiento de la recaudación del fisco para reducir el déficit en parte y otra para financiar el crecimiento del gasto. Son dos modelos de política fiscal diferentes”.

Finalizó: “Para nosotros reducir el déficit fiscal es importante porque un país que tiene unas cuentas más sólidas tiene mejor crédito y moneda más fuerte”.

DS​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA