Suben a 33,06% la tasa mínima de plazo fijo que deberán pagar los bancos

Aún con los pesos atrapados en el cepo, tasas que puedan darle batalla a los precios ayudan a evitar la migración al dólar, que siempre encuentra sus vericuetos. Así, el Banco Central decidió este jueves, en su reunión de directorio, que subió al 33,06% anual la tasa de interés mínima garantizada que deben ofrecer los bancos a…

Suben a 33,06% la tasa mínima de plazo fijo que deberán pagar los bancos

Aún con los pesos atrapados en el cepo, tasas que puedan darle batalla a los precios ayudan a evitar la migración al dólar, que siempre encuentra sus vericuetos. Así, el Banco Central decidió este jueves, en su reunión de directorio, que subió al 33,06% anual la tasa de interés mínima garantizada que deben ofrecer los bancos a los ahorristas que coloquen sus pesos a plazo fijo, en un intento por capturar esos pesos más allá de las expectativas de aceleración inflacionaria.

La entidad dispuso elevar el rendimiento de los plazos fijos minoristas, hasta $1 millón, al equivalente a 87% de la tasa de referencia de política monetaria, la Leliq, a partir del 1 de agosto de 2020.

Mirá también

De esta manera, la tasa nominal anual vigente de 30 % pasa a 33,06%, lo que equivale a una tasa mensual de 2,75% y una tasa efectiva anual de 38,47%.

La entidad introdujo la tasa regulada a mediados de abril, con un nivel de 26,6 %. Primero fue para minoristas y luego la amplió a empresas. Esta vez, la mejora sólo alcanza a pequeño ahorrista.

Será difícil que las tasas se mantengan en territorio positivo en términos reales según las proyecciones de inflación para los próximos meses. Ya en junio fue de 2,2%, tras dos meses aletargada en 1,5%. Y el sondeo que realiza el Banco Central en el mercado habla de 2,5% en julio, 3% en agosto, 3,6% en septiembre. 4% para octubre, 4% para noviembre y 4,2% para diciembre.

Pero lo cierto es que la dinámica de los depósitos muestra que la tasa mínima generó un efecto inmediato. El mes pasado, los plazos fijos del sector privado crecieron $ 162.750 millones, un 10%, (punta a punta, al último día de junio) hasta $ 1,6 billones. 

Mirá también

El aumento de los plazos fijos en junio fue aún mayor al registrado en mayo, cuando la tasa mínima, por entonces una novedad en un nivel de 26,6%, ya había provocado un incremento de $ 136.000 millones. Para tener una idea, en abril el avance había sido de $ 53.500 millones.

La tasa mínima vino con incentivo también para los bancos. En un principio les permitieron constituir parte del encaje con más Leliq. El encaje es la porción de los depósitos que se captan que debe quedar inmovilizada y que los bancos no pueden prestar.

Hasta el momento el encaje contemplaba 16% de Leliq y 11% en efectivo y le permitieron integrar ese 11% a una tasa del 0 con Leliq, o sea, al 38%. Para cuando llegó la tasa regulada del 30%, directamente los autorizaron a aumentar la tenencia de Leliq en cartera.

Con este nuevo ajuste, también llega la venia para engrosar la cartera de Leliq, que con su rendimiento compensan, al menos parcialmente, las tasas subsidiadas de los préstamos en época de pandemia. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA