Facebook, Amazon, Google y Apple: de qué acusan a cada una de las “big tech” y por qué dicen que son monopólicas

Jeff Bezos es el hombre más rico del planeta. Dueño de Amazon, es una de las caras del conglomerado de lo que se conoce mundialmente como los cuatro gigantes de la tecnología, o los “Big Tech”: Amazon, Google, dirigida por Sundar Pichai; Apple, por el sucesor de Steve Jobs, Tim Cook; y Facebook, de Mark…

Facebook, Amazon, Google y Apple: de qué acusan a cada una de las “big tech” y por qué dicen que son monopólicas

Jeff Bezos es el hombre más rico del planeta. Dueño de Amazon, es una de las caras del conglomerado de lo que se conoce mundialmente como los cuatro gigantes de la tecnología, o los “Big Tech”: Amazon, Google, dirigida por Sundar Pichai; Apple, por el sucesor de Steve Jobs, Tim Cook; y Facebook, de Mark Zuckerberg.

Todos ellos están siendo investigados en el Congreso de los Estados Unidos, sospechadas de incurrir en prácticas monopólicas. 

“Estas compañías, tal y como existen hoy, tienen poder monopólico. Algunas deberían ser divididas. Todas deben ser adecuadamente reguladas y dar explicaciones”, sentenció David Cicilline, miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, y conductor de la sesión.

“Cuando se escribieron estas leyes, los monopólicos eran hombres llamados Rockefeller y Carnegie“, siguió. “Hoy los hombres se llaman Zuckerberg, Cook, Pichai y Bezos. Una vez más, su control del mercado les permite hacer lo que sea necesario para aplastar negocios independientes y expandir su propio poder. Esto debe terminar”, remató.

El presidente demócrata del comité judicial no se ahorró críticas a las big tech. Y una de las críticas más comunes fue englobada en un término: Gatekeepers. Dueños de las “puertas”, esto es, que pueden controlar el acceso a la información o los servicios, a pesar de tener un discurso extremo de libre mercado.

Por supuesto, Amazon no es la única que está en el centro de la polémica. Si tuviésemos que resumir la pregunta que más se escuchó, bajo distintas modalidades, este miércoles, podría ser: ¿cómo es que su compañía se convirtió en algo tan grande? ¿Bajo qué prácticas?

Por diversas (y sospechosas) acciones tuvieron que dar explicaciones cuatro de los hombres más poderosos del mundo, que hablaron a través de una videoconferencia (Webex), en el contexto de la pandemia del coronavirus​.

Mirá también

Amazon

Jeff Bezos, uno de los principales apuntados. (Bloomberg)

La crítica más común que se le hace a Amazon tiene que ver con su modelo de negocio de fabricar productos. A diferencia de otras páginas que se dedican al ecommerce, Amazon también hace sus propios productos. Para entenderlo con un ejemplo muy a la mano: Mercado Libre​ no fabrica productos, sino que hace de intermediario entre compradores y vendedores. Amazon va más allá. 

Cuando la compañía identifica que un producto de una marca está vendiendo muy bien, tiene un activo muy valioso: toda la información del vendedor.

Entonces, la principal acusación es que Amazon destruye a la competencia generando sus propios productos “first-party” (lo cual es paradójico porque a su vez esos vendedores le pagan una comisión a Amazon), según reveló el Wall Street Journal en un artículo que fue citado en la audiencia.

Esto sería monopólico, según señala el artículo, porque no deja que los competidores se muevan en la plataforma por la demanda de sus productos, sino que el actor más pesado, Amazon, planificadamente los saca de la competencia.

Por supuesto, Bezos negó esto en la audiencia, pero terminó admitiendo que hay una ventana abierta a que esto suceda.

“No puedo responder esa pregunta por sí o por no, tenemos una política en contra de usar la información de los vendedores para ayudar a nuestro propio negocio, pero no puedo garantizar que esa política no haya sido violada“, explicó.

Mirá también

Google

Sundar Pichai, CEO de Google. (Reuters)

Uno de los puntos más cuestionados de Google no es para nada menor, ya que está relacionado directamente con las elecciones en Estados Unidos: cómo maneja el famoso buscador las búsquedas y la publicidad.

Sundar Pichai, su CEO, tuvo que responder varias preguntas en este sentido. Y la acusación es siempre la misma: Google direcciona búsquedas hacia sus productos y hasta “roba” contenido de otros servicios como Yelp.

Las respuestas de Pichai siempre fueron en este sentido: Google da la información que los usuarios buscan y atraviesa un sistema de intervención manual a la hora de mostrar un resultado (salvo cuando, explicó, hay alguna ley nacional que pida bajar una búsqueda).

“Enfocamos nuestro trabajo de manera no partidista”, dijo y agregó: “Continuaremos conduciéndonos de manera neutral”.

Mirá también

Facebook

Mark Zuckerberg, uno de los más apuntados. (AP)

El de Zuckerberg es quizás el caso más sensible para las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos. Cómo muestra la publicidad la plataforma, junto a Instagram (propiedad del conglomerado), es algo que una y otra vez fue preguntado en la sesión.

La monstruosidad del holding de empresas que tiene Facebook fue el punto de partida. Por esto le preguntaron a Zuckerberg por las compras de otras empresas, en particular por la compra de Instagram en 2012 por mil millones de dólares.

El representante Jerry Nadler citó un mail de Zuckerberg donde discutía la necesidad de “neutralizar a la competencia”. Una práctica de “bullying” y “adquisiciones agresivas” que, según le plantearon, parece ser moneda corriente en la política de Facebook.

“Este es exactamente el tipo de adquisición anticompetitiva por el que las leyes antimonopolio fueron diseñadas”, sentenció Nadler.

El caso de Facebook fue uno de los más complejos, donde saltaron más temas. Por ejemplo, se señaló que Zuckerberg compró una app para monitorear los comportamientos de los usuarios en sus teléfonos, para a partir de esa información ver qué servicios usaban más.

Si había algún actor intermedio o chico, Facebook salía a comprarlo para, precisamente, “neutralizar la competencia, instigaron los representantes.

Zuckerberg se defendió diciendo que era “más que obvio” que Instagram iba a crecer, y que como Facebook es una plataforma de “social media”, era parte de su plan de negocios comprarla.

Mirá también

Apple

Tim Cook, jefe de Apple (Foto AFP)

Sin dudas Apple fue la menos apuntada, aunque el cuestionamiento principal es que domina desproporcionadamente el mercado de los teléfonos móviles.

Tim Cook se cansó de repetir: “Pueden elegir comprar Samsung, LG o Huawei”.

Pero hay un tipo de práctica particular que está en el ojo de la tormenta: se cuestionó el sistema de cargos que opera en el App Store para “penalizar” rivales.

El caso puntual fue con una aplicación de control parental llamada OurPact, a la cual Apple respondió con Screen Time, una competidora.

Cook salió de la situación con aire: “Estábamos preocupados, congresista, por la privacidad y seguridad de los niños“, dijo, y señaló que OurPact era vulnerable a las adquisiciones de terceros.

“Así que estábamos preocupados por su seguridad”, explicó, arrojando un manto de seguridad sobre la operación.

“Nuestra evidencia sugiere que su compañía ha usado su poder para dañar a sus rivales e impulsar su propio negocio”, retrucó la congresista Lucy McBath.

Trasfondo político local y próximos pasos

Mientras los demócratas se concentraron principalmente en la competencia del mercado, varios republicanos manifestaron añejas quejas de que las compañías tecnológicas están censurando a voces conservadoras, y cuestionaron sus actividades de negocios en China.

Las grandes compañías tecnológicas van por los conservadores”, dijo el representante Jim Jordan.

Los hombres más poderosos del mundo tech en el banquillo. (EFE)

Lo cierto es que quedó en evidencia el enorme manejo de recursos que tienen.

Tienen demasiado poder. Mientras estas empresas dominantes aún puedan producir algunos productos nuevos e innovadores, su dominio matará a las pequeñas empresas, la fabricación y el dinamismo general, que son los motores de la economía estadounidense”, cerró David Cicilline.

La decisión de votar por regularlas o no está en manos del Congreso de los Estados Unidos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA