Aerolíneas acordó con el gremio AAA otros dos meses de suspensiones, sin quita

La Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) anunció hoy el acuerdo alcanzado por 60 días con el titular de Aerolíneas Argentinas Pablo Ceriani, que “contempla la continuidad del pago del 100% del salario para todos los tripulantes de cabina y la extensión de las suspensiones rotativas” bajo el artículo 223 bis de la Ley de Contrato…

Aerolíneas acordó con el gremio AAA otros dos meses de suspensiones, sin quita

La Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) anunció hoy el acuerdo alcanzado por 60 días con el titular de Aerolíneas Argentinas Pablo Ceriani, que “contempla la continuidad del pago del 100% del salario para todos los tripulantes de cabina y la extensión de las suspensiones rotativas” bajo el artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT). Se trata del primero de los acuerdos de prórroga de las suspensiones de 4.000 de los 12.000 empleados de la línea aérea estatal.

En el caso de los aeronavegantes, se trata de suspensiones rotativas para algo más de 900 de los afiliados al gremio que encabeza Juan Pablo Brey, quien aseguró que los suspendidos seguirán cobrando haberes equivalentes al 100% de su salario nominal, aunque sin los “plus” por asistencia al trabajo, que equivalen a entre 10% y 20% del salario.

“Como es sabido, y por los mismos motivos que 2 meses atrás, la empresa nos convocó para acordar la continuidad de la aplicación de suspensiones rotativas encuadradas en el artículo 223 bis para los meses de agosto y septiembre, así como también discutir adecuaciones salariales ante el parate de las operaciones. Aún entendiendo la gravedad de la situación, desde el gremio nos opusimos enérgicamente a las reducciones salariales”, dijo Brey.

El ahorro para Aerolíneas proviene en no pagar cargas sociales en el caso de los empleados suspendidos, que equivalen casi a un salario completo. Las suspensiones comenzaron en junio, y continuarán en principio hasta fines de septiembre.

Ceriani y el resto de la conducción de Aerolíneas, que responde políticamente a la agrupación La Cámpora, están en conversaciones con el resto de los gremios aeronáuticos para prorrogar las suspensiones. Pero a diferencia de las negociaciones que llevaron por este mismo tema durante junio, ahora lo están haciendo con cada gremio de manera individual. Dos meses atrás, las negociaciones habían sido con Aeronavegantes por un lado y los otros cinco gremios, agrupados en Sindicatos Aeronáuticos Unidos, en bloque.

En estos dos meses la crisis dentro de Aerolíneas por la pérdida de ingresos generada a partir de la prohibición de los vuelos comerciales se profundizó. En junio, la empresa comenzó a pagar el salario en cuotas y abrió un registro de jubilaciones anticipadas, con las que espera reducir en unos 1.000 puestos su nómina de empleados.

La empresa volvió a vender al público, de manera directa, pasajes para vuelos especiales (no regulares) para agosto, tanto a Madrid como a Estados Unidos y también destinos del Interior. Pero pese a esa incipiente generación de “caja” (en apenas dos días de “hot sale” habrían vendido unos 60.000 pasajes), las cuentas de la compañía arrojan un caída de ingresos superior al 90% respecto a los días previos a la pandemia, según sus voceros.  

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA