Crisis en el Barcelona: “Alguien metió la mano en la caja”, dijo Rousaud

11 DE Abril 2020 – 01:39 Duras críticas del expresidente del club catalán, quien renunció junto a otros cinco directivos, tras el pago por la montorización de las redes sociales. El exvicepresidente del Barcelona de España, Emili Rousaud, aseguró que “alguien metió la mano en la caja” en referencia a algún directivo o ejecutivo, pero…

Crisis en el Barcelona: “Alguien metió la mano en la caja”, dijo Rousaud

11 DE Abril 2020 – 01:39
Duras críticas del expresidente del club catalán, quien renunció junto a otros cinco directivos, tras el pago por la montorización de las redes sociales.

El exvicepresidente del Barcelona de España, Emili Rousaud, aseguró que “alguien metió la mano en la caja” en referencia a algún directivo o ejecutivo, pero no especificó quién.

El ahora exdirigente del club catalán, quien el jueves presentó su dimisión al igual que otros cinco directivos, se refiere al dinero que pagó el Barcelona por la monitorización de las redes sociales.

Desde que se conoció el mencionado tema muchos consideraron que el precio que pagó el Barcelona, un millón de euros, estaba totalmente fuera de mercado. En declaraciones en Rac-1 reveló: “¿Si alguien ha puesto la mano en la caja? Sinceramente creo que sí. ¿Quién? No, no lo sé”.

 “Si los auditores externos nos dicen que, y yo no lo sé y no tengo la constancia, estos servicios que se han prestado y que se han evaluado tienen un coste de mercado de cien mil euros y hemos estado pagando un millón, aquí alguien ha metido la mano en la caja”, enfatizó.

“Cuando pagas un exceso por un servicio de estos se puede beneficiar alguien de dentro o de fuera del club. No creo que sea nadie de la junta. Si hay esta diferencia, alguien se está beneficiando de forma ilícita”, aseveró.

Rousaud dijo además: “El tema de las redes sociales, en el momento en que nos enteramos por la junta nos dolió mucho y más cuando las facturas se habían troceado para no pasar por los órganos internos del club. No podíamos mirar hacia otro lado como si no pasara nada, por eso presioné para que hubiera una auditoría, que por un lado tenía que comprobar si se difamó o no, y por otro, si ese dinero que se pagó era real”.

El exvicepresidente del Barcelona fue el directivo más crítico por el asunto de las redes sociales por el que llegó a pedir a Josep Maria Bartomeu el adelanto de las elecciones y en su momento denunció que se había fraccionado el pago de dicho millón en facturas de 200.000 euros para que no tuvieran que ser aprobadas por la Junta.