Con “Mi fortuna”, Don Olimpio confirma su aporte como orquesta folclórica

La orquesta folclórica Don Olimpio ratifica su carácter excepcional dentro de la música argentina con la edición de su segundo álbum “Mi fortuna” que para su director y arreglador Andrés Pilar “es una consolidación de un proyecto de un sonido que apareció en el primer disco” y que desde mañana estará disponible en plataformas digitales.…

Con “Mi fortuna”, Don Olimpio confirma su aporte como orquesta folclórica

La orquesta folclórica Don Olimpio ratifica su carácter excepcional dentro de la música argentina con la edición de su segundo álbum “Mi fortuna” que para su director y arreglador Andrés Pilar “es una consolidación de un proyecto de un sonido que apareció en el primer disco” y que desde mañana estará disponible en plataformas digitales.

El octeto completa su virtuosa formación con Nadia Larcher (voz), Juan Pablo Di Leone (flautas y quena), Federico Randazzo (clarinetes), Milagros Caliva (bandoneón), Juan Manuel Colombo (guitarra), Diego Amerise (contrabajo) y Agustín Lumerman (percusión).

El disco al que tuvo acceso Télam reúne los temas “La zafrera” (Armando Tejada Gómez -Oscar Matus), “Repechos del guadal” (José Luis Aguirre), “La luminosa (Jorge Fandermole-Raúl Carnota), “Punay” (Atahualpa Yupanqui), “El hornerito” (Julio Luján-Pirca Rojas), “Mi fortuna” (anónimo recopilado por Leda Valladares), “Andando a gatas” y “Don Tula” (ambos de Pepe Núñez), “Refugio de soñadores” (Nini Flores), “Maldigo del alto cielo” (Violeta Parra) y “Calanchoi” (Santiago Segret).

Y en charla con los músicos Pilar, Di Leone y Lumerman se repasó el repertorio del registro con producción de Joaquín Berri que será lanzado en vivo el jueves 12 de diciembre en la sala porteña Dumont 4040.

• “La zafrera”: “Lo propuso Nadia por ser del primer disco de Mercedes Sosa (‘La voz de la zafra’, de 1962) que siempre tiene en la cabeza y donde trabajamos un desafío arreglístico que nos gustó como comienzo porque se abre de una manera particular”.

“Repechos del guadal”: “Lo hicimos para compartir unas fechas con José Luis Aguirre y es una zamba muy bella que trabajamos desde una impronta más rockera”.

“La luminosa”: “es de las más nuevas composiciones de Fandermole haciendo gran dupla compositiva con Carnota que usa una chacarera como vía para filosofar de manera profunda a partir de grandes preguntas”.

“Punay”: “También lo propuso Nadia porque habla de una pastora que se pierde y ella le preguntó a su abuela pastora en Catamarca que le contó una anécdota de cuando se perdió siendo niña y ese relato está incluido y resignificó el tema porque a ella la lleva a la búsqueda de sus propias raíces. Tiene muchos colores y muchas idas y vueltas y se tornó un tema muy cinematográfico”.

“El hornerito” y “Refugio de soñadores”: “Son un rasguido doble y un chamamé que aparecieron para darle la bienvenida a Milagros en el grupo (en lugar de Segret). Ambos le aportan la parte festiva del grupo instrumental tocando para que la gente baile y oxigenan un repertorio muy profundas y con mucha densidad”.

“Mi fortuna”: “es muy experimental ya que es un arreglo que se armó bastante en el grupo a partir de pautas donde había libertad de creación”.

“Andando a gatas” y “Don Tula”: “Para ‘Andando…’ tomamos el arreglo del tucumano Lucho Hoyos de una versión con tres guitarras muy cuyanas y en ‘Don Tula” nos fascinó esa historia increíble de un cuidador de un dique tucumano que añoraba el mar”.

“Maldigo del alto cielo”: “Lo armamos por los 100 años del nacimiento de Violeta y quedó una versión con mucha garra y es un momento muy catártico en el que el grupo suena más desaforado”.

“Calanchoi”: “Lo usamos para abrir nuestros shows pero sentimos que al disco le da un final abierto y funciona como recuerdo de alguien que fue parte de Don Olimpio”.