Cautela y preocupación entre empresarios por el acuerdo de precios y salarios

Mar del Plata (enviado especial).- El acuerdo de precios y salarios domina las conversaciones de los empresarios en el Coloquio de IDEA. Se trata de la propuesta de Alberto Fernández​, el candidato del Frente de Todos y el más votado en las elecciones primarias, para congelar tarifas y otras medidas para detener la inflación. Los…

Cautela y preocupación entre empresarios por el acuerdo de precios y salarios

Mar del Plata (enviado especial).- El acuerdo de precios y salarios domina las conversaciones de los empresarios en el Coloquio de IDEA. Se trata de la propuesta de Alberto Fernández​, el candidato del Frente de Todos y el más votado en las elecciones primarias, para congelar tarifas y otras medidas para detener la inflación. Los empresarios contestan al respecto con una mezcla de cautela y preocupación.

“Tenemos que generar empleo, no hay manera de que con 6 millones de trabajadores formales se puedan generar los recursos para dar planes y demás a 15 millones de pobres. Hay que generarles empleo”, planteó Marcos Galperín, el dueño de Mercado Libre, que estaba alineado con el macrismo pero que fue rápido a visitarlo a Alberto Fernández en sus oficinas de la calle México tras las PASO.

Cristiano Rattazzi, de Fiat.

“El acuerdo de precios y salarios puede ser un ‘placebo’. Una pastilla. En 6 meses vamos a estar declarando que algo no funcionó“, dijo Cristiano Rattazzi, de Fiat. “Tiene que haber un plan económico. Venimos de ocho años de caída de la economía, de la producción industrial. Busquemos una base sólida para combatir la inflación”, asegura. “Venimos en una recuperación económica hasta las PASO”, aclaró.

“No hay que hacer solo voluntarismo, hay que resolver problemas profundos. No es fácil, pero hay que poner todo de uno”, explicó Federico Braun, de la cadena de supermercados La Anónima.

Marcelo Figueiras, de Laboratorios Richmond.

En los distintos sectores hay diferentes visiones sobre la oposición. En el sector farmacéutico, donde Fernández tiene adhesiones, hay manifestaciones favorables. “El acuerdo puede funcionar. Pero hay que olvidarse de la inflación pasada y pensar en cómo bajar la inflación futura”, señaló Marcelo Figueiras, de Laboratorio Richmond. “Soy positivo sobre la propuesta”,

Desde el kirchnerismo se desparraman críticas al sector financiero sobre sus ganancias. “Los bancos tuvieron mayor nivel de rentabilidad desde 2011 a 2015 que entre 2015-2019”, aclaró Martín Zarich, presidente del BBVA Argentina. “Durante esos años, el sector financiero tenía ganancias por arriba de la inflación y ahora no”, puntualizó. Con respecto al acuerdo de “precios y salarios”, manifestó que le “preocupa”. “Viene para frenar un 50% de inflación, que tiene cierta inercia”, sostuvo para darle contexto al desafío.

Las empresas de servicios públicos también son mencionadas como probables protagonistas de los congelamientos en las tarifas de electricidad. Nicola Melchiotti, presidente de Enel en el país (la propietaria de Edesur) cree que un “acuerdo de precios no suena como una medida muy pro-mercado”. Aunque prefiere explayarse cuando se conozcan las medidas, tiene consideraciones más amplias. “Si la tarifa no va a cubrir el 100% de los costos, es probable que eso se refleje en la calidad del servicio. Si la tarifa cubre la mitad de los costos, puede sufrir la prestación”, admitió.

Mirá también

Luis Malvido, de Aerolíneas Argentinas, también escuchó sobre expresiones de Fernández sobre la preponderancia de la aerolínea de bandera en los “cielos argentinos”. Eso permite inferir que las compañías “low cost” podrían perder el mercado que vinieron ganando con la política de “cielos abiertos”. “Cuando Aerolíneas era la única opción para volar, los subsidios superaban los US$ 700 millones anuales”, afirmó.

“El crecimiento del mercado aerocomercial es del 60% desde 2015 y es por mayor competencia. Los pasajeros pagan hoy en pesos casi lo mismo que en 2015 y mucho menos en dólares. Los precios son los de mercado, fruto de la pelea que en algunos mercados es muy fuerte”, marcó.

Braun, de La Anónima, priorizó la problemática de su sector. “No se hace nada respecto a la evasión, desde siempre. Por eso las principales cadenas de supermercados del mundo pierden plata en la Argentina. Y proliferaron 15.000 supermercados orientales que no pagan impuestos y no cumplen las normas”, expresó. Hace poco, le robaron un camión de marcas propias y esos productos aparecieron en un autoservicio asiático.

NE