En abril volvió a caer el empleo privado pero subió el empleo público

Por la disminución de los empleos privados en relación de dependencia -en parte compensado por una suba del empleo público-, el trabajo “en blanco” volvió a caer en abril.En total, en abril los empleos con aportes al sistema de Seguridad Social disminuyeron en 15.000 personas. Sumaron 12.113.900, cuando en marzo totalizaron 12.128.900. Así en 12 meses se registra…

En abril volvió a caer el empleo privado pero subió el empleo público

Por la disminución de los empleos privados en relación de dependencia -en parte compensado por una suba del empleo público-, el trabajo “en blanco” volvió a caer en abril.

En total, en abril los empleos con aportes al sistema de Seguridad Social disminuyeron en 15.000 personas. Sumaron 12.113.900, cuando en marzo totalizaron 12.128.900. Así en 12 meses se registra una baja de 203.900 empleos en blanco.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Aún así, la medición desestacionalizada arroja una suba de 3.300 empleos. A partir de este dato, para los funcionarios del Ministerio de la Producción y Trabajo creen que aparecieron los primeros datos positivos porque se había frenado la destrucción del empleo en blanco.

En total, los 12.113.900 empleos registrados corresponden a asalariados del sector público y privado, monotributistas, autónomos, trabajadores de casas particulares y monotributistas sociales. Un año atrás, sumaban 12.317.800. Con relación al máximo de la serie –diciembre de 2017 cuando se contabilizaron 12.387.000 empleos- la caída es de 273.000 empleos.

Mirá también

Lo que pasó es que hubo una caída del empleo privado en relación de dependencia que afectó en forma neta a 48.600 trabajadores. En tanto, aumentó en 28.700 personas el empleo púbico, en especial el provincial y municipal, mientras se incrementó en 4.200 personas el empleo “en blanco” en casas particulares. Entre los monotributistas y autónomos los cambios fueron mínimos.

En el sector privado, las mayores caídas afectaron a la industria metalúrgica, comercio, hoteles y restaurantes y actividades inmobiliarias. Hubo un leve incremento en la enseñanza privada.

Con relación a un año atrás, la mayor pérdida se registra entre los asalariados del sector privado:141.000 ocupados menos. Entre los monotributistas sociales la caída es de 58.700, entre los monotributistas la baja es de 34.900 aportantes y entre los autónomos hay 4.900 menos. Aumentaron 18.800 los empleos públicos y 16.800 el personal doméstico, lo que se atribuye a blanqueo de trabajadores que estaban en la informalidad.

Por sectores, las pérdidas de empleo de trabajadores dependientes en el sector privado en los últimos 12 meses afectaron a la industria con 64.200 empleos menos, comercio con 45.200 menos, transporte y almacenamiento 15.900 menos, actividades inmobiliarias 12.700 menos y la construcción 9.700 menos. Con más empleos que un año atrás figuran agricultura 8.500 y minería con 3.000 empleos.

Para mayo, la EIL ( Encuesta de Expectativas Laborales) cayó 2,8% respecto a un año atrás. En el Gran Buenos Aires el empleo retrocedió 3,2% interanual, a un ritmo mayor que en el interior del país. Las variaciones interanuales de todas las ramas de actividad, con excepción de servicios comunales, sociales y personales, que se mantuvo estable, mostraron un menor nivel que un año atrás, al igual que todos los tamaños de empresas. No obstante, el 87,7% de las empresas indicó que espera mantener su dotación de personal en los próximos tres meses, el 5,3% cree que su dotación se reducirá y el 7% espera que aumente.