Puja por la cuota Hilton: varios frigoríficos amenazan ir a la Justicia

Siempre sobrevolaron fantasmas alrededor de la cuota Hilton. Son esos cortes de carne de alta calidad que a gran precio se exportan a Europa. La distribución de las 29.500 toneladas, que cotizan a casi US$ 11.000 cada una, rara vez estuvo libre de suspicacias. Este año, la Hilton representa unos US$ 400 millones en embarques…

Puja por la cuota Hilton: varios frigoríficos amenazan ir a la Justicia

Siempre sobrevolaron fantasmas alrededor de la cuota Hilton. Son esos cortes de carne de alta calidad que a gran precio se exportan a Europa. La distribución de las 29.500 toneladas, que cotizan a casi US$ 11.000 cada una, rara vez estuvo libre de suspicacias. Este año, la Hilton representa unos US$ 400 millones en embarques de carnes rojas que totalizarán US$ 2.000 millones.

Lo que llama la atención es que en paralelo a que después de 11 años se vuelva a cumplir con la cuota, hay frigoríficos que se consideran desplazados. Este lunes harán, a través de Unica, la cámara que los cobija, una nota de queja. También, recurrirán a la justicia con la presentación de amparos.

Mirá también

Newsletters Clarín

Cosecha de noticias | Lo más destacado de la agroindustria y las economías regionales.

Todos los martes.

Recibir newsletter

Consciente de la oscuridad que rodeó a este negocio, la Casa Rosada decidió que fuese un reparto tripartito entre la secretaría de Agroindustria, el ministerio de Producción y la Jefatura de Gabinete, siempre coordinado por Agroindustria.

Por norma, la Hilton se distribuye entre plantas aptas para exportar a la Unión Europea, lo que implica requisitos muy exigentes.

El criterio consiste en premiar en función del pasado. Pero está contemplado que, si se abre una nueva planta, se le otorguen unas 300 toneladas. A los precios actuales significan US$ 3,3 millones.

El caso más resonante de los que quedaron afuera es el del grupo Mattievich. En julio de 2018 y tras una inyección de US$ 5 millones reabrió en la santafecina Carcarañá un establecimiento que estuvo siete años cerrado por las trabas que supo imponerle Guillermo Moreno.

Mattievich invirtió en Carcarañá el producido de la venta de una planta a manos de Alfredo Coto. La reapertura se celebró junto al presidente Mauricio Macri.

Pero de acuerdo a una “interpretación” de los criterios de distribución de la Hilton, como Mattievich poseía un mismo CUIT para la planta que vendió y la nueva, no le corresponderían esas 300 toneladas.

Este empresario, que tiene como abogado a Ricardo Gil Lavedra, amenaza con recurrir a la justicia.

Otro situación parecida es el de un poderoso grupo, que pidió no ser mencionado. Poseen una planta en General Pico en la Pampa y se ampliaron a otra en Trenel, en la misma provincia. La segunda planta por tener el mismo CUIT, también quedó fuera de la asignación.

La familia Viña tampoco es la excepción. Contabilizan un frigorífico ciclo II en Buenos Aires. Son los que reciben la res y la convierten en cortes.

Los Viña decidieron crecer con la mira puesta en Europa. Compraron en Bernasconi, La Pampa, una planta que pusieron al día para exportar. De nuevo, por tener el mismo CUIT que la anterior, se quedaron sin las 300 toneladas de Hilton.