Diversidad sexual: según los empleados falta mucha educación

Durante su carrera laboral, tres de cada 10 personas estuvieron expuestas a alguna situación de discriminación propia o hacia algún compañero, a causa de su orientación sexual, expresión o identidad de género.El dato surge de una encuesta online desarrollada por el sitio de empleos Bumeran entre 3.556 personas de una base compuesta, en su mayoría,…

Diversidad sexual: según los empleados falta mucha educación

Durante su carrera laboral, tres de cada 10 personas estuvieron expuestas a alguna situación de discriminación propia o hacia algún compañero, a causa de su orientación sexual, expresión o identidad de género.

El dato surge de una encuesta online desarrollada por el sitio de empleos Bumeran entre 3.556 personas de una base compuesta, en su mayoría, por jóvenes entre 18 y 37 años (70%), con estudios superiores (43%) o secundarios (29%).

Ezequiel Massa trabaja en Finanzas en SAP y lidera una red de empleados (Pride) destinada a promover la diversidad e inclusión.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Próximos al Día Internacional del Orgullo LGBT+ (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, más otras expresiones, identidades y orientaciones), que se celebra los 28 de junio, la encuesta indagó sobre cómo abordan las empresas y el mercado laboral la diversidad sexual. Los encuestados indicaron que no ven cambios significativos y que muchas empresas son bastante conservadoras en el tratamiento de la diversidad sexual (47%) o que están en buen camino “pero aún hace falta mucha educación” (33%). El 20%, en cambio, “notó un cambio bastante grande” sobre este tema, según la encuesta.

En cuanto a las búsquedas laborales, sólo el 10% respondió con una percepción positiva. El 23% señaló que “no se habla ni se dice nada”; el 32%, que el mercado cambió, pero que “falta mucho” y el 33%, que “está bien hablar del tema, pero siguen siendo bastante conservadores”.

Además, más del 30% de los encuestados opinó que las oportunidades laborales se reducen cuando se expresa la orientación sexual. “Es un dato duro, pero es correlativo a lo que pasa con la identidad de género”, indica Nicolás Coccolo, responsable de Bumeran Argentina.

Semana del orgullo en Accenture para “concientizar e informar”.

Ya en 2015, un estudio sobre la discriminación en el trabajo realizado por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) por encargo de la OIT señalaba que “mientras para lesbianas, gays y bisexuales son desafíos importantes la visibilidad y la permanencia en el trabajo, para la población trans resulta urgente abordar etapas anteriores, como el acceso a la educación, la capacitación y la apertura de los ámbitos laborales”.

Ese mismo trabajo informaba que el acoso y el hostigamiento constituyen los actos de discriminación más frecuentes para el colectivo LGBT en los lugares de trabajo, como en el caso del “uso del lenguaje verbal y no verbal discriminatorio expresado a través de burlas y chistes mal intencionados (…) por ejemplo, el uso de la palabra ‘sidosa’ para ofender a las mujeres trans”, señala el informe.

Para este último grupo, la discriminación laboral asume muchas formas: “Desde ser despedidas al iniciar su construcción de género hasta sufrir agravios y hostigamientos cuando ya tienen su identidad completamente asumida”.

Inclusión

Al mismo tiempo, algunas empresas comenzaron a trabajar internamente la cuestión de la diversidad sexual de distintas formas. En SAP, por ejemplo, Ezequiel Massa, que trabaja en el área de Finanzas, lidera la red de empleados [email protected] en la Argentina.

Mirá también

“La iniciativa había empezado en Alemania en 2001. Hace 4 años, en una charla de diversidad e inclusión en la empresa, Recursos Humanos hizo la propuesta y yo levanté la mano”, cuenta. “Dije: ‘A mí me interesa, quiero participar, porque me toca de cerca como miembro de la comunidad de LGBT. Qué bueno que la compañía esté brindando este espacio”.

Desde entonces, la red de empleados, en la que hoy participan 20 personas, desarrolla actividades de concientización. “Cosas sencillas, como qué es orientación sexual, qué es la identidad de género. Hay conceptos mezclados y que muchas personas no entienden”, explica Massa.

El trabajo es interno y externo, por lo que forjaron alianzas con empresas, ONG y áreas de gobierno. “Buscamos que el espacio de trabajo que estamos creando sea un lugar cómodo, cálido y seguro para todos y que todos puedan ser auténticos”, dice.

El año pasado, SAP se sumó al programa para personas trans “Abriendo puertas”, que habían iniciado Dow y GE. Consiste en una pasantía con rotación por las tres empresas durante un año y medio. “El colectivo trans es siempre el más vulnerable y el que menos acceso tiene al mercado laboral formal”, comenta Massa. Y cuenta que “la persona que ingresó, un chico trans, cumplió sus 6 meses en SAP y quedó efectivizado”, por lo que ahora buscan reemplazo para hacer la pasantía.

También en Schneider Electric están trabajando para sumarse a esa práctica en un futuro próximo. Desde 2017, la empresa forma parte del Proyecto de Empresas comprometidas con los Derechos Humanos de la población LGBTIQ. Este proyecto tiene dos ejes: “Promover las prácticas de inclusión y diversidad sexual en la sociedad y la adaptación de todas las políticas de personas en la empresa a la inclusión”, cuenta Raúl Correa, director de RR.HH. “Por ejemplo, modificamos la política de maternidad para que pueden incluirse las distintas identidades sexuales. Antes se hablaba de madre y padre. Hoy, de cuidador primario y secundario”, dice el ejecutivo.

Mirá también

En Accenture, que forma parte del acuerdo de empresas Pride Connection, organizaron este mes la “Semana del orgullo” para “seguir poniendo el tema sobre la mesa, darle visibilidad, concientizar e informar”, cuenta Georgina Barrán, líder de Inclusión y Diversidad. “Ser inclusivos y diversos en una prioridad en nuestra estrategia de talento, porque cuando una persona puede ser su mejor versión en lugar de gastar energía en ocultar quién es, los resultados son distintos”, agrega.