La Cámara de Diputados tratará nuevamente la Ley contra el acoso callejero

SALTA (Redacción) – La Cámara de Diputados de Salta podría aprobar el proyecto de Ley contra el acoso callejero en los próximos días. La iniciativa fue nuevamente remitida desde el Senado de la Provincia, que planteó la necesidad de formular algunas modificaciones en la redacción del documento. Ante ello, los miembros de la Cámara Baja…

La Cámara de Diputados tratará nuevamente la Ley contra el acoso callejero

SALTA (Redacción) – La Cámara de Diputados de Salta podría aprobar el proyecto de Ley contra el acoso callejero en los próximos días. La iniciativa fue nuevamente remitida desde el Senado de la Provincia, que planteó la necesidad de formular algunas modificaciones en la redacción del documento. Ante ello, los miembros de la Cámara Baja tienen la posibilidad de decidir si acceden a este pedido o, de lo contrario, si promueven la normativa.

Precisamente, esta propuesta fue ideada, debatida y aprobada por los diputados provinciales en el 2017. En ese momento, la iniciativa pasó a la Cámara Alta, donde los legisladores llevaron a cabo una serie de cambios y, por ese motivo, la remitieron a Diputados. Sin embargo, esto no fue bien recibido y, en consecuencia, volvieron a mandar el proyecto original al Senado. En tanto, los dirigentes plantearon otra vez la necesidad de modificar el contenido de la normativa.

Casi un año y medio después de la aprobación de la iniciativa, la Cámara de Diputados tiene el texto nuevamente en su poder y, de esa manera, la potestad de ratificar el proyecto que originalmente había sido elaborado y promulgarlo. Justamente, este particular escenario está contemplado dentro del reglamento de la Legislatura de la Provincia, por lo que los senadores no podrían impedir la aprobación de la norma.

En caso de promulgarse, la Ley N° 7135 representaría la incorporación del artículo 115 al Código Contravensional de la Provincia de Salta. De acuerdo con los lineamientos que fueron incorporados por los legisladores, los ciudadanos que no respeten los términos de la legislación podrían llegar a penar hasta veinte días de arresto o, en tal caso, serían sancionados con una serie de multas económicas por sus faltas.

En el texto se establece que serán castigadas las personas que presenten “conductas o realicen acciones con connotación sexual y no deseada, tanto físicas como verbales, en contra de cualquier persona que de manera directa o indirecta afecten y/o perturben su vida, libertad, dignidad, integridad física o psicológica y/o el libre tránsito creando en ellas intimidación, hostilidad, degradación, humillación y/o un ambiente ofensivo, en espacios públicos o privados de acceso público”.