Recomiendan extremar los cuidados para evitar intoxicaciones por inhalación de monóxido de carbono

SALTA (Redacción) – Frente al avance del otoño y la llegada del frío, el Ministerio de Salud Pública de la Provincia de Salta emitió una serie de recomendaciones hacia la ciudadanía para prevenir intoxicaciones con monóxido de carbono en cada uno de los hogares. En ese sentido, advirtieron acerca de los peligros que implican las…

Recomiendan extremar los cuidados para evitar intoxicaciones por inhalación de monóxido de carbono

SALTA (Redacción) – Frente al avance del otoño y la llegada del frío, el Ministerio de Salud Pública de la Provincia de Salta emitió una serie de recomendaciones hacia la ciudadanía para prevenir intoxicaciones con monóxido de carbono en cada uno de los hogares. En ese sentido, advirtieron acerca de los peligros que implican las fugas de gases, que pueden provocar severos daños al organismo e, incluso, la muerte.

Al respecto, las autoridades de la cartera informaron 12 personas debieron ingresar de urgencia a las guardias de los hospitales provinciales a causa de este tipo de cuadros en los primeros meses del año. Por este motivo, el ministerio instó a que los salteños mantengan sus casas ventiladas, aunque sea de forma mínima, con el objetivo que los gases tengan una vía de escape y no se acumulen en los ambientes.

Asimismo, la cartera señaló que se deben extremar los controles sobre las viviendas, debido a que la mayoría de estos trágicos episodios se produce a partir del mal uso de braseros, artefactos a gas mal instalados o con suministro deficiente, precisamente en equipos que funcionan a base de gas, carbón, leña, kerosene, alcohol o cualquier clase de combustible. Para ello, aconsejaron que se recurra a la asistencia de gasistas matriculados para que verifiquen los artefactos antes de ponerlos en marcha.

En este marco, los especialistas del ministerio advirtieron sobre la alta peligrosidad que implica calefaccionarse con velas u hornallas mientras los habitantes del inmueble permanecen dormidos, debido a que no sólo se corre un alto riesgo de intoxicación, sino que pueden desencadenarse incendios. Asimismo, indicaron que el monóxido de carbono es un gas que no tiene olor ni color, por lo que representa una amenaza seria e indetectable para las personas.

Por último, Salud Pública recordó que la inhalación de monóxido de carbono produce ciertos efectos en el cuerpo, tales como mareos, náuseas, vómitos, dolores de cabeza y en el pecho, sensación de debilidad, confusión y pérdida del conocimiento. Incluso, refirieron que aquella personas que se encuentran dormidas pueden morir sin llegar a percibir la ingesta de estos gases. Ante cuadros de emergencia, recomendaron que los afectados sean retirados de los sitios contaminados y, también, que inmediatamente pidan auxilio al Sistema de Emergencias 911.