Garavano calificó a la implementación del Código Procesal Penal como “un desafío enorme”

SALTA (Redacción) – El Ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, consideró que la puesta en funcionamiento del nuevo Código Procesal Penal en las provincias de Salta y Jujuy representará “un desafío enorme” para las autoridades políticas y judiciales. El funcionario disertó junto al senador nacional Rodolfo Urtubey sobre la normativa en el seminario que…

Garavano calificó a la implementación del Código Procesal Penal como “un desafío enorme”

SALTA (Redacción) – El Ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, consideró que la puesta en funcionamiento del nuevo Código Procesal Penal en las provincias de Salta y Jujuy representará “un desafío enorme” para las autoridades políticas y judiciales. El funcionario disertó junto al senador nacional Rodolfo Urtubey sobre la normativa en el seminario que se realizó ayer por la tarde en la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Salta (UCASAL).

A lo largo de su exposición, Garavano sostuvo que “el sistema de Justicia en general, y sobre todo la penal” necesitan de constantes renovaciones y actualizaciones, debido a que “tenemos sociedades cada vez más complejas, que cambian”. “Vivimos más cerca de centros urbanos, lo cual eso genera mayores niveles de desigualdad, mayores delitos y, junto con la droga y otros efectos, generan realmente niveles de conflictividad grandes”, formuló.

Ante ello, el funcionario afirmó que “nuestro sistema de justicia no está preparado para hacer frente a esos altos niveles de conflictividad”. “Se tienen que tratar de resolver esos conflictos, podemos enfocarnos en los penales, pero se extienden en otro tipo de problemáticas en el marco de nuestra sociedad, generalmente mucho más complejas que las que había hace decenas o centenares de años cuando se pensó de algún modo la organización judicial y el sistema de justicia”, explicó.

En esa línea, Garavano criticó que Argentina cuenta con “un sistema judicial que en casos de corrupción, complejos, tarda más de diez años en resolver”. Asimismo, el dirigente mencionó que la mejora del sistema judicial “es algo no sólo involucra a jueces, fiscales y defensores, sino también a todos los actores, abogados, aquellas personas que trabajan en tribunales, no importa el cargo que ocupen”. 

“Tenemos la posibilidad de construir entre todos un sistema de justicia que responda las demandas de hoy, que pueda solucionar nuestros problemas de todos los días en tiempos más razonables, con mayor transparencia, con herramientas más flexibles para hacer frente a los conflictos que hay que resolver; pero también con herramientas más sofisticadas para poder combatir a la criminalidad compleja, el narcotráfico”, expuso.

“Creo que hoy estamos en una oportunidad histórica”, aseveró Garavano, quien recordó que “la última implementación de un Código Procesal nuevo es la de 92, con muchas dificultades y un código que quedó a mitad de camino, donde la jurisprudencia tuvo que ir corriéndolo hacia un sistema más acusatorio, un código que nació viejo en aquel momento”. Por último, aseguró que poseen “el desafío de que este código permita a los operadores del sistema judicial resolver mejor los casos, que se respeten las garantías, y que se pueda hacer cumplir la ley de la mejor manera posible. “Es lo más difícil de hacer y de lograr”, concluyó.