La oposición logró quórum, pero no podrá aprobar ninguna iniciativa

La oposición debió, sin embargo, esperar hasta las 12.19 (10 minutos antes de que concluya el plazo) para poder alcanzar los 129 diputados necesarios para arrancar la sesión, ya que aguardó hasta último momento la llegada de los diputados kirchneristas Rodolfo Tailhade y Leopoldo Moreau, que participaban de la comisión Bicameral de Seguimiento de los…

La oposición logró quórum, pero no podrá aprobar ninguna iniciativa

La oposición debió, sin embargo, esperar hasta las 12.19 (10 minutos antes de que concluya el plazo) para poder alcanzar los 129 diputados necesarios para arrancar la sesión, ya que aguardó hasta último momento la llegada de los diputados kirchneristas Rodolfo Tailhade y Leopoldo Moreau, que participaban de la comisión Bicameral de Seguimiento de los Organismos de Inteligencia, donde fueron convocados el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, y su segunda, Silvia Majdalani.

De esta manera, el interbloque Argentina Federal, a cargo de Pablo Kosiner; el Frente Renovador, de la massista Graciela Camaño, y el Frente para la Victoria-PJ, que preside Agustín Rossi, lograron quórum con la presencia casi perfecta de los integrantes de esos bloques, pero también contaron con el aporte de diputados de otras bancadas de la oposición.

Entre los que aportaron sus diputados se encuentran el interbloque Red por Argentina, el Frente Cívico por Santiago; 3 de los 4 diputados de San Luis que responden a Alberto Rodríguez Saá; la Izquierda; los santafesinos Alejandra Rodenas, Alejandro Ramos y Luis Contigiani, y los catamarqueños Silvana Ginocchio, Gustavo Saadi y José Luis Ramón.

También contribuyeron a la estrategia opositora la tucumana Teresita Villavicencio (Evolución Radical), del bloque que encabeza Martín Lousteau, así como el salteño Alfredo Olmedo, uno de los primeros en llegar al recinto.

Una vez que la oposición alcanzó el quórum, los diputados de Cambiemos bajaron al recinto para bloquear la ofensiva opositora que busca avanzar con las iniciativas sobre tablas, ya que necesita de los dos tercios de los presentes para habilitar su tratamiento, debido a que ninguna cuenta con dictamen de comisión.