Crematorio público: ¿será este el año?

SALTA (Redacción) – El proyecto de un crematorio municipal será el tópico de debate por tercer año consecutivo en el Concejo Deliberante. En el pasado, vecinos hicieron públicas sus dudas sobre el impacto ambiental que conllevaría el proceso de incineración. El concejal Alberto Castillo, en diálogo con ElIntra, aseguró que “el sistema de cementerios está colapsado” y…

Crematorio público: ¿será este el año?

SALTA (Redacción) – El proyecto de un crematorio municipal será el tópico de debate por tercer año consecutivo en el Concejo Deliberante. En el pasado, vecinos hicieron públicas sus dudas sobre el impacto ambiental que conllevaría el proceso de incineración. El concejal Alberto Castillo, en diálogo con ElIntra, aseguró que “el sistema de cementerios está colapsado” y que los crematorios son la solución.

Es la primera vez que el proyecto llega al Concejo Deliberante con dictamen positivo de todas las comisiones. Castillo indicó que en los cementerios “no hay lugar y tienen falta de mantenimiento”. Además, esto muchas veces causa que los cuerpos de los fallecidos terminen en fosas comunes: “Si alguien tiene poder adquisitivo, puede adquirir un nicho, pero hasta que se desocupe un nicho puede pasar el cajón de un ser querido de un pasillo con una sala un par de días, y si no tiene ingresos va a una fosa con 60 a 70 cajones que no solo genera un problema ambiental, sino que realmente nadie quiere que la disposición final de un ser querido termine en esa forma”. 

El proyecto viene acompañado con un análisis de las posibles máquinas que lleven a cabo el proceso de cremación. En él, se especifica que no generan un impacto negativo en el medioambiente: “Es una solución que se da en todos los países del mundo y las maquinas que se utilizan para cremar son máquinas de ultima generación, que no contaminan, no producen ningún impacto ambiental. La ciudad de Buenos Aires tiene  un crematorio en el casco céntrico que no contamina, pero de todas formas nosotros tenemos muchos lugares donde disponerlo, ubicarlo, no en barrios”. 

Castillo presenta 3 razones fundamentales por las cuales se debe aprobar el proyecto:

  1. El sistema de cementerio está colapsado: no hay lugar y falta mantenimiento.
  2. El servicio crematorio sería gratuito para todas las personas que no cuenten con los fondos necesarios para llevarlo a cabo de forma privada.
  3. La municipalidad puede ahorrar costos: el Estado muchas veces ayuda a las familias a pagar el sepelio, adquisición de cajón, traslado de familiares, el mantenimiento del nicho o parcela.

Costos del posible Crematorio Municipal: 

“El terreno municipal, se habla desde 85 mil dólares hasta 100 mil dólares. Pero un servicio funerario barato sale entre 30 y 40 mil pesos y eso se hace forma diaria ayudando a familias carenciadas la municipalidad”. Los concejales también consideran la posibilidad de tercerizar el servicio y que una empresa privada se haga cargo de las operaciones. Lo importante es que la compañía lleve a cabo el servicio gratuitamente si alguna familia no puede costearlo.