A López Arias le preocupa “el clima de intolerancia política”

SALTA (Redacción) – En cada año electoral suben de tono los debates entre algunos dirigentes que pretenden llegar a un lugar de poder o de personas que esperan tener protagonismo. El ministro de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia, Marcelo López Arias, se mostró preocupado por “el clima de intolerancia política” que se vive en Salta,…

A López Arias le preocupa “el clima de intolerancia política”

SALTA (Redacción) – En cada año electoral suben de tono los debates entre algunos dirigentes que pretenden llegar a un lugar de poder o de personas que esperan tener protagonismo. El ministro de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia, Marcelo López Arias, se mostró preocupado por “el clima de intolerancia política” que se vive en Salta, pero también a nivel nacional.

Según consignó el sitio de FM 91.1, el ministro de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia, Marcelo López Arias, habló de su preocupación ante el crecimiento de violencia verbal de cara a las elecciones, también se refirió al escrache que sufrió el gobernador por una familiar de Lujan Peñalva cuando el mismo paseaba con su familia.

López Arias defendió la figura de Juan Manuel Urtubey por el escrache sufrido ya que considera que el gobernador lo único que hizo fue “preocuparse, ir a ver, hablar con los investigadores e informar cual fue la versión que ellos le habían dado en ese momento”.

El funcionario entiende que el mandatario desde allí no tuvo ningún tipo de participación porque es un tema que le corresponde a la justicia. Además, destacó el accionar de la familia Peñalva que llevaron a hacer pericias en otros lugares del mundo para reabrir la causa.

“Los nuevos elementos incorporados seguramente van a permitir encontrar al culpable, como hoy cabe presumir fue un delito muy grave el que ocurrió”, aseguró el ministro.

Consultado sobre la morosidad en la justicia, López Arias remarcó que se está viviendo un momento de crisis de legitimidad y hay un descontento de la sociedad con el sistema institucional que no satisface al reclamo.

El funcionario se mostró preocupado por el clima de intolerancia, más teniendo en cuenta que en poco tiempo iniciarán las campañas, “por suerte no soy candidato a nada”, expresó, ya que teme que siga creciendo la violencia verbal y política.