¡En un partidazo, Salta Basket consiguió su 7° victoria al hilo!

El Estadio Delmi volvió a vibrar a la par del equipo de Salta Basket, quien logró ganar por 106-89 ante Independiente BBC de Santiago del Estero, consiguiendo su séptima victoria consecutiva. Carlos Montenegro, entrenador del conjunto santiagueño, intentó una y otra vez frenar el aluvión de dobles y triples de Salta pero fue en vano.…

¡En un partidazo, Salta Basket consiguió su 7° victoria al hilo!

El Estadio Delmi volvió a vibrar a la par del equipo de Salta Basket, quien logró ganar por 106-89 ante Independiente BBC de Santiago del Estero, consiguiendo su séptima victoria consecutiva.

Carlos Montenegro, entrenador del conjunto santiagueño, intentó una y otra vez frenar el aluvión de dobles y triples de Salta pero fue en vano. Leandor Hiriart, DT local, aprovechó para rotar a sus dirigidos y dejó en el parquet un quinteto con los jóvenes Dellavalle, Fernández, Álvarez y Stucky, quienes se sumaron al interno Scott Cutley.

En los primeros dos periodos, en los rojos santiagueños sacaron la cara Palacios y Crotti ambos con 8 unidades, mientras que Ingrata, Kalalo y Weigand cerraron su planilla con 7 unidades cada uno. Enorme primer tiempo para Salta Basket que se fue muy aplaudido por una buena cantidad de público que se acercó al Estadio Delmi.

Para el penúltimo cuarto volvió el quinteto inicial en el local y Goyo Eseverri abrió el período con un triplazo. En medio de una maravillosa ofensiva, Los Infernales por momentos dejan en claro que su lado débil sigue siendo el aspecto defensivo. En más de una oportunidad Independiente encesto a través de tiros o penetraciones de forma práctica y sin resistencia. Más allá de lo que resta por mejorar, la ofensiva local hizo olvidar cualquier yerro infernal.

Apretaron el acelerador y la distancia en el marcador volvió a ser generosa para Los Infernales, diferencia de 19 puntos (83-64) producto de la muy buena efectividad. Salta Basket expuso un juego de jerarquía, por momentos hasta fue con firuletes, en ese contexto Leandro Hiriart siguió moviendo el banquillo de relevos para hacer ingresar a Fernández y Dellavalle, mientras se fueron muy aplaudidos Eseverri y Cajal.

Aplauso que se extendió y siguió sonando bien fuerte en la inmensidad del Estadio Delmi tras el ingreso del resto de jugadores desde el banco de relevos local. Girón, Solís, Álvarez salteños que volvieron a cerrar un juego en la segunda división del básquet nacional junto a Dellavalle y Lisandro Fernández. Fue triunfo Infernal en el Delmi, ahora se viene una gira con dos partidos en la ruta el 31/03 ante Oberá, Misiones, y el 2 de abril en Ceres, Santa Fe, frente a Central.