Afirman que el bagayeo es la única alternativa en Orán, porque “no hay otra”

SALTA (Redacción) – En un momento de crisis el comercio ilegal es una de las primeras actividades en crecer, sobre todo en municipios que son limítrofes con otros países. En Orán, una de las localidades del norte provincial, se puede ver que los bagayeros son parte de la actividad económica del lugar. Iván Mizzau, legislador…

Afirman que el bagayeo es la única alternativa en Orán, porque “no hay otra”

SALTA (Redacción) – En un momento de crisis el comercio ilegal es una de las primeras actividades en crecer, sobre todo en municipios que son limítrofes con otros países. En Orán, una de las localidades del norte provincial, se puede ver que los bagayeros son parte de la actividad económica del lugar. Iván Mizzau, legislador provincial, explicó que en la zona, la única alternativa es el bagayeo “porque no hay otra”.

Según consignó el sitio de FM 91.1, el diputado provincial por el Departamento de Orán, Iván Mizzau, dialogó sobre la situación de los bagayeros, quienes encontraron una forma de generar ingresos económicos pero de forma ilegal. Esto motivo que sea una de las principales actividades que ahora se quiere eliminar sin proponer una alternativa.

Mizzau se refirió a la situación de los bagayeros y sostuvo que se pretende cortar de cuajo la situación sin tener una propuesta que complemento. “Entre 300 mil familia que viven del trabajo de frontera y pretender que se corte ese ingreso, lleva a pensar a donde irán a parar si no se genera un ingreso genuino. Son personas que deberán acudir a otro trabajo y hay que ver como vivirá Orán en materia de trabajo y seguridad”, indicó.

Según el Diputado Provincial, el bagayeo mueve mucho dinero porque los trabajadores de frontera no sacan el capital al exterior ya que la plata queda en la zona. “Es una actividad que no deja de ser ilegal pero el departamento tiene problemas de inseguridad, por lo que son personas que no sabría donde acudirán a buscar empleo”, añadió.

Para al legislador, lamentablemente si no se recurre al bagayeo no hay otra alternativa. “No se generó una alternativa, fue creciendo como una bola de nieve y ahora se pretende cortar. No quiero apoyar la ilegalidad pero el Estado debe generar una salida”, aseveró. Finalmente, Mizzau dijo que se viene de una crisis tan grande a nivel nacional donde un emprendedor no puede generar una cooperativa porque no se sabe a quién vender por ejemplo bienes y servicios. “Lamentablemente, el momento no vino acompañado de una contrapropuesta del Estado Nacional”, concluyó.