Zapata pide que sea “política de Estado” la buena remuneración a docentes

SALTA (Redacción) – El paro docente tuvo varios días de protagonismo en Salta, teniendo en cuenta que al Gobierno y a los gremios, como también a Autoconvocados, les costó llegar a un acuerdo. Finalmente, avanzaron en un 38% de incremento más un bono de 5 mil pesos a pagarse a fines de marzo. Carlos Zapata,…

Zapata pide que sea “política de Estado” la buena remuneración a docentes

SALTA (Redacción) – El paro docente tuvo varios días de protagonismo en Salta, teniendo en cuenta que al Gobierno y a los gremios, como también a Autoconvocados, les costó llegar a un acuerdo. Finalmente, avanzaron en un 38% de incremento más un bono de 5 mil pesos a pagarse a fines de marzo. Carlos Zapata, exdiputado provincial, se expidió al respecto y dijo que debe ser “política de Estado” la buena remuneración a los maestros.

“El hecho de que el docente sea remunerado adecuadamente debe ser una política de Estado”, así lo planteó el exdiputado y docente Carlos Zapata. El dirigente indicó que “el docente tiene a su cargo la formación de las generaciones futuras que harán grande a la Patria y la forma de trabajar para ello es fortaleciendo el sistema educativo”.

Expuso que “durante los últimos tiempos el sistema educativo ha venido siendo objeto de la distracción de recursos que podrían haberlo fortalecido para generar una mejor educación, que brinde más oportunidades a los alumnos, a los jóvenes de hoy, para que sean los hombres que lleven adelante una Argentina próspera”.

En tanto, sostuvo que “esto se debe en gran parte a la existencia de una corrupción generalizada y a una falta de política de Estado donde el centro sea el individuo, pasando a otro lado lo que hoy es el poder y la disputa de éste por los distintos sectores políticos”.

Y subrayó: “Lamentablemente desde la política se pierde de vista este camino de grandeza de la República Argentina y priorizan sus ambiciones personales para llegar el poder y permanecer en él por sobre las necesidades de educación de gran parte de la población que por la falta de recursos debido a su condición económica y social deben recurrir a la educación pública”.

“Esta existencia de pérdida de calidad del proceso educativo afecta a los más humildes, eliminando aquello de que la educación es la gran igualadora de oportunidades. El centro de la atención de un gobierno que quiera trabajar para el futuro y la grandeza de la Patria debe estar, entre otras cosas, en un sistema educativo que cumpla adecuadamente con su función, facilitando un proceso dentro del orden y posibilitar a los más humildes acceder a medios educativos, de formación y de calidad para poder competir con cualquier egresado de la escuela privada y destacarse no sólo a nivel local, sino también a nivel internacional… ese es un gran desafío que los políticos de hoy no están dispuestos a cometer y sólo con el gobierno de Alfredo Olmedo lo hemos de alcanzar”, sentenció Zapata.