Con aplicación del protocolo legal cesaron el embarazo de una menor wichi

Se hizo conforme al protocolo para los casos de embarazos ocurridos por abuso sexual a menores, señaló al portal del Nuevo Diario el gerente del hospital “Juan Domingo Perón” de la ciudad de  Tartagal Dr. José Alfredo Fernández. El profesional de la salud indicó que la interrupción del embazao ocurrió en la tarde del domingo último, luego que…

Con aplicación del protocolo legal cesaron el embarazo de una menor wichi

Se hizo conforme al protocolo para los casos de embarazos ocurridos por abuso sexual a menores, señaló al portal del Nuevo Diario el gerente del hospital “Juan Domingo Perón” de la ciudad de  Tartagal Dr. José Alfredo Fernández.

El profesional de la salud indicó que la interrupción del embazao ocurrió en la tarde del domingo último, luego que la menor fuera derivada desde Santa Victoria Este.

Dio a conocer que personal del Ministerio Público, del ministerio de Asuntos Indigenas, entre otros,  concurrió al nosocomio con el fin de supervisar y controlar que todo esté enmarcado conforme la ley que prevé estas prácticas médicas.

Manifestó que la madre de la menor  firmó el consentimiento para la  interrupción legal del embarazo.

Fernández, respecto a la intervención quirúgica practicada a la menor, señaló que se adoptaron todos los recaudos.

Afirmó que no se produjeron inconvenientes en materia de salud ni incidentes, se desarrolló conforme los canones normales de la práctica médica, la colocación de la anestesia general y el seguimiento post operatorio.          

Hasta anoche la niña wichi permanecía en el hospital norteño y se preveía que estuviera por varios días hasta su alta definitiva.

Desmienten versiones

En principio había trascendido que la madre de la niña wichi se había negado a que se le interrumpiera el embarazo.

Se mencionó que una profesional insistió ante la madre para que se concrete la práctica y se cumpla de acuerdo al protocolo legal. 

Los trascendidos indicaban, además, que la policía habría actuado para buscar a la madre y la menor en su lugar de residencia.

Los dichos del gerente del hospital de Tartagal desmienten que la madre no haya firmado el consentimiento. 

De igual modo lo expresó a este medio la doctora Sandra Ruíz, abogada del Ministerio de Asuntos Indígenas. “La madre firmó el acta. Ocurre que se le dieron todas las recomendaciones y advertencias ante estos casos en los que se perjudica la vida de una menor.

Hubo un acompañamiento a la madre, a la menor y al resto de la familia desde el momento que se enteraron del caso”, dijo Ruíz.

“Es lógico que la madre haya estado preocupada por la práctica de la interrupción del embarazo, teniendo en cuenta la edad de la menor y posibles consecuencias que no se pueden descartar”, señaló.

Causante preso

El autor del abuso sexual que derivó en el embarazo de la niña wichi está preso. No se precisó, pero sería el chamán de la comunidad aborígen.