En Gimnasia y Tiro contrataron “patovicas”, y los padres estallaron de bronca

Mucho enojo generó en los padres, la medida tomada por la Comisión Directiva del Club Gimnasia y Tiro, en la sede centro de calle Vicente López y Entre Ríos. Resulta que sin mediar comunicación previa, sin pegar una nota que lo advierta, o avisar a los socios, decidieron contratar a una empresa tercerizada para que…

En Gimnasia y Tiro contrataron “patovicas”, y los padres estallaron de bronca

Mucho enojo generó en los padres, la medida tomada por la Comisión Directiva del Club Gimnasia y Tiro, en la sede centro de calle Vicente López y Entre Ríos. Resulta que sin mediar comunicación previa, sin pegar una nota que lo advierta, o avisar a los socios, decidieron contratar a una empresa tercerizada para que coloque a dos patovicas en la puerta de la institución, quienes luego de preguntar el DNI de cada persona que desea ingresar. los echan si es que adeuda una cuota.

Si bien corresponde que los socios tengan su cuota al día, hay formas de solicitar el pago de las mismas.

En primer lugar, molestó mucho que se haya puesto a personas que no forman parte del club, que tienen el aspecto de patovicas y no de porteros, que además no conocen a los socios y sobre todo a los chicos que concurren desde hace años a practicar algún deporte. Según dijeron a InformateSalta, son 2 quienes preguntan a cada persona que concurre por portería, el DNI. Luego, tras ver el estado de pago de las cuotas en una computadora, impiden el ingreso si es que no están al día.

Esta modalidad de cobro no fue advertida de ninguna manera a los socios o padres de los socios, y si bien corresponde exigir estar al día, históricamente se tuvo cierta tolerancia y ese solicitaba mediante profesores o empleados del club el pago de las mismas. No impedir de un cía para otro, y sin previo aviso, la entrada al club.

Esto último generó el reclamo de padres, que envían a sus hijos menores a un club que es responsable en ese horario por esos chicos, y debían permanecer en la calle porque no los dejaron ingresar.

Según pudo conocer InformateSalta por parte de propios empleados del club, de quienes no vamos a dar los nombres, ellos mismos dijeron no estar de acuerdo con la medida y afirman por lo bajo, no tener nada que ver con esta medida tomada por la Comisión Directiva del Albo. Es más, dijeron que se trata de una empresa tercerizada la que presta ese servicio de “patovicas”.

Madre enojada

En este sentido, una madre contó a InformateSalta que nunca fue avisada de esa nueva modalidad del cobro de las cuotas. Según dijo la semana pasada, sólo debía la cuota del mes de enero, y cuando su hijo quiso ingresar a una clase de natación, un guardia de seguridad que no es parte del club, impidió el ingreso de su hijo.

“Yo me pregunto, cuando los padres mandamos a nuestros hijos a la práctica de algún deporte, confiamos que el club es responsable de ellos durante esas horas. Ahora si no los dejan ingresar, quedan en la calle. ¿Y si les pasa algo?”, dijo una madre molesta. Agregó que nunca le advirtieron ni por teléfono o por mail, o un papel pegado en la puerta, siendo que tienen nuestros datos de contactos, que se iba a impedir el ingreso de los socios que no estén al día. Siempre hubo cierta tolerancia, se quejó.