Restos arqueológicos en ruta 47: Un equipo de antropólogos inspeccionará el lugar

La noticia causó asombro para algunos e indignación para otros. Sucede que una pareja de turistas, que visitaban nuestra provincia, encontraron restos humanos al costado de la ruta 47 el día 10 de febrero. Los jóvenes decidieron filmar la situación y darla a conocer públicamente, interviniendo en el lugar del hallazgo. Los turistas se acercaron…

Restos arqueológicos en ruta 47: Un equipo de antropólogos inspeccionará el lugar

La noticia causó asombro para algunos e indignación para otros. Sucede que una pareja de turistas, que visitaban nuestra provincia, encontraron restos humanos al costado de la ruta 47 el día 10 de febrero. Los jóvenes decidieron filmar la situación y darla a conocer públicamente, interviniendo en el lugar del hallazgo.

Los turistas se acercaron al Museo MAAM (Museo Arqueológico de Alta Montaña) para presentar las pruebas, de donde los derivaron al Museo Arqueológico, allí el personal tomó los datos aportado por los jóvenes.  Algunos especialistas criticaron severamente la actitud de la pareja al haber intervenido en el lugar del hallazgo, pero lo cierto es que nadie lleva un manual de protocolos en el bolsillo.

Desde el Museo de Antropología, el director Leonardo Mercado manifestó que, cuando suceden estos acontecimientos, hay un protocolo, instancias administrativas que se ponen en práctica frente a un hallazgo fortuito.

“En primer lugar, lo que deberían hacer las personas cuando encuentran estos restos es comunicarse con el Museo, no deben hacer lo que hicieron, no deben tocar nada ni levantarlo. En el caso de hallazgo de restos óseos humanos es más complicado porque interviene la policía y la fiscalía de graves atentados contra las personas. Estas instituciones son las que van a descartar la posibilidad de que sean un cuerpo arqueológico, porque puede llegar a suceder que sean estos de algún ilícito reciente”, manifestó en InformateSalta.

De acuerdo a lo que manifestó Mercado, la competencia del Museo, como órgano aplicador de la ley de Protección de Patrimonio, es cotejar la veracidad de la información, es decir que sean restos óseos humanos y no de un animal.

“Tenemos que cotejar si existe alguna información fehaciente donde se ha producido el hallazgo, ver los antecedentes con respecto a la problemática arqueológica de ese lugar, lo que nos ayuda a saber qué podemos llegar a encontrar en ese sector. Una vez que esto sucede, juntamos a las personas idóneas en el museo para hacer rescate”, sostuvo.

El director del Museo señaló que no hubo denuncias por el hallazgo, “estas personas llegaron al Museo habiendo ido antes al MAAM, de ahí lo mandaron para el Antropológico, esto fue el día 12. Las personas que estaban de turnos dejan sentado en un libro de actas, donde se dejan todas las novedades, al día siguiente nos enteramos, y comenzamos a tomar cartas en el asunto”, indicó.

Hoy, 22 de febrero, diez días después, recién intentarán encontrar el sitio indicado por los turistas. “Vamos a hacer el viaje de reconocimiento. Son referencias muy imprecisas, de manera que nosotros tenemos que tratar de detectar el lugar del hallazgo, simplemente que están al costado de la ruta 47, entre el dique y la intersección con la ruta 48”.

Recordamos que los turistas levantaron los restos óseos y los trasladaron hacia los museos que visitaron, al no tener ninguna respuesta concreta de qué hacer con ellos, volvieron al lugar del hallazgo y los devolvieron, con el deseo que de algún especialista se acercara en algún momento y los encontrara.

“Me consternó la noticia porque estos turistas desconocen las instancias administrativas y la ley, de hecho manipularon material arqueológico descontextualizando toda la información. Nos va a costar mucho reconstruir el valor arqueológico porque fue alterado. Conocemos la dinámica arqueológica de la zona, pero tenemos que ir a ver de qué se trata, qué afección en el tiempo tiene. La gente tiene que tratar de no tocar, salvaguardar los elementos encontrados”, manifestó Mercado.