Pocas ventas y créditos impagables, complican la situación de las PyMEs

Los pequeños y medianos empresarios (PyMEs), al igual que muchos otros tantos sectores, atraviesan una difícil situación que los lleva en muchos casos a tener que cerrar sus puertas. Los números a nivel nacional son preocupantes y Salta no está ajena a esa realidad. Al respecto,  la presidenta de la Cámara PyME, Solana López Fleming,…

Pocas ventas y créditos impagables, complican la situación de las PyMEs

Los pequeños y medianos empresarios (PyMEs), al igual que muchos otros tantos sectores, atraviesan una difícil situación que los lleva en muchos casos a tener que cerrar sus puertas. Los números a nivel nacional son preocupantes y Salta no está ajena a esa realidad.

Al respecto,  la presidenta de la Cámara PyME, Solana López Fleming, indicó que desde el organismo realizan relevamientos y aún no tienen números concretos, pero a nivel nacional 25 PyMEs y 80 comercios por días están desapareciendo.

Son cientos de familias que quedan en la calle, sin trabajo, es algo muy preocupante, que quedan sin la posibilidad de subsistencia y sin la dignidad de llevar el salario a la casa, la comida,” cuestionó por FM Profesional.

En este sentido, aseguró que adquirir un crédito y posteriormente pagarlo, es una misión casi imposible. “Las tasas son tan altas que sería un suicidio, un crédito descubierto entre el 65 y el 75%. Si yo obtengo en mi negocio una ganancia por encima del 75% buenísimo, pero no hay negocio que gane esa plata,” explicó.

En tanto un crédito de capital de trabajo, utilizado para la compra de mercadería, las tasas oscilan entre el 54 y el 60%; mientras que los créditos de inversión, para compras de maquinarias o algún vehículo, entre el 59 y el 62%.   Además, destacó que la capacidad de producir se redujo notablemente, en muchos casos hasta la mitad. “Hoy las empresas te están diciendo que están trabajando al 50, 65%,” expresó.

Además, otro gran problema son las tasas a tarjetas de créditos. “El cliente que va a comprar le están arrancando la cabeza. Las tarjetas de crédito que vienen de los bancos están desde el 60% para arriba. Las tasas regionales por arriba del 100%,” manifestó.

Por todo ello, piden al gobierno nacional medidas de verdad y fuertes que les permitan salir del complicado momento. “Para empezar, básico, número 1, alguna medida que fomente el consumo. Nosotros, empresa, si no vendemos tenemos que bajar la persiana. Necesitamos que el cliente tenga capacidad de consumo, o sea una inyección urgente de plata en el bolsillo de la gente. Una paritaria que vaya por encima de la inflación. Una medida de política económica ya,” finalizó.