La provincia de Buenos Aires confirmó que no puede pagar los bonos que vencen el 26 de enero

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires confirmó oficialmente este martes que no puede hacer frente al vencimiento de deuda del próximo 26 de enero por lo que propone a los acreedores negociar y aplazar el pago hasta el 1 de mayo próximo. “El 14 de enero la provincia de Buenos Aires anunció que solicitará…

La provincia de Buenos Aires confirmó que no puede pagar los bonos que vencen el 26 de enero

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires confirmó oficialmente este martes que no puede hacer frente al vencimiento de deuda del próximo 26 de enero por lo que propone a los acreedores negociar y aplazar el pago hasta el 1 de mayo próximo. 

“El 14 de enero la provincia de Buenos Aires anunció que solicitará el consentimiento de los tenedores de sus Bonos 10,875% con vencimiento en 2021 para aprobar ciertas enmiendas a sus términos y condiciones”, señala una solicitada publicada en distintos medios gráficos nacionales.

Se trata del bono Buenos Aires 2021 (BP21, emitido en 2011), bajo legislación de Nueva York, por U$S 275 millones, con vencimientos escalonados. En la nota, el Ejecutivo bonaerense difundió el contacto de una firma de asesoría financiera con base en Nueva York, Morrow Sodali, con el fin de que los acreedores puedan contactarse para adherirse a la propuesta.

“El propósito general de las enmiendas propuestas es liberar temporalmente a la Provincia de ciertas obligaciones financieras de corto plazo aplazando hasta el 1° de mayo de 2020 la próxima fecha de pago del principal, originalmente establecida para el 26 de enero de 2020”, agrega el texto”, agrega la solicitada.

Mirá también

Según el prospecto que acompaña el pedido de reperfilar el pago a mayo, “dada la actual situación macroeconómica a nivel provincial y nacional, sin un acceso sin restricciones a los mercados de capitales a tasas razonables y considerando el perfil de deuda actual, la provincia no tiene los recursos necesarios para pagar a todos los acreedores”.

Pero aclara que “antes de tomar decisiones duraderas, la Provincia y sus partes interesadas deben tener claridad sobre las medidas que tomará el gobierno nacional de Argentina para lograr su propio objetivo de sostenibilidad de la deuda”. En consecuencia, este diferimiento del pago busca “obtener el alivio a corto plazo” para poder elaborar “una solución a más largo plazo, mientras le permite al gobierno nacional llevar a cabo su propio proceso sin interrupciones indebidas o estrés añadido”.

La idea es que una vez que la Provincia y sus acreedores tengan claridad sobre las medidas implementadas por el país para hacer sostenible su propia deuda, Buenos Aires también propondrá un “enfoque integral” para abordar su situación financiera, dice el prospecto.

Clarín había anticipado el lunes la idea del Gobierno bonaerense de negociar con los tenedores de bonos un estiramiento en los pagos. “La intención no es defaultear pero es claro que tenemos problemas y la situación de la provincia es muy complicada”, dijeron a Clarín desde el staff bonaerense que este lunes, por intermedio de ministro de Economía, Pablo López, apuró las conversaciones con los bonistas.

La difícil situación financiera de la provincia de Buenos Aires quedó expuesta en las últimas horas cuando el Gobierno nacional anunció que no estaba en estudio un salvataje, lo que provocó una fuerte caída de los bonos.

Tars ese anuncio, el lunes los bonos argentinos cayeron en promedio 2%, mientras que el bonaerense BP21 llegó a bajar 13% en el exterior hasta estabilizarse en una caída en torno al 8%.

“Simplemente no está previsto ese auxilio en las cuentas del Estado nacional, eso es lo que dijo Martín Guzmán y es la más estricta realidad. Después tendremos que ver cómo encarar el problema. Todo es una deuda heredada”, ratificó Alberto Fernández en un reportaje con C5N.

JPE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *